(El Mercurio) El crecimiento de la generación renovable fue uno de los principales hitos del sector energético en 2020, marcado por el proceso de descarbonización que está en marcha.

Pese a esto, el carbón sigue siendo el protagonista de la matriz energética del país, representando durante el último ejercicio un 35% del total, muy similar a lo visto en el año anterior, cuando esta tecnología era responsable de un 37% de la electricidad.

Según explican desde la Comisión Nacional de Energía (CNE), la generación a carbón no ha caído porque ha debido seguir el crecimiento del consumo total en ausencia de otra generación base. De hecho, en 2005 el indicador se ubicaba en 17%, para crecer al 30%, tras los cortes de gas argentino, y 40%, respectivamente, en los años 2010 y 2015.

“Hasta 2010, la generación ERNC es muy baja y solo entre 2015 y 2020 se comienza a apreciar un aumento importante. Lo que ha pasado históricamente no implica nada respecto de lo que pasará a futuro, ya que solo ahora, a partir de 2015 estamos viendo un aumento significativo de la generación ERNC y de una revolución tecnológica que será posible desplace al carbón a futuro”, añaden desde la CNE.

En este punto coincide el director de la consultora SPEC, Carlos Suazo, quien comenta que “ahora se viene la transformación, comenzará con mayor profundidad la aceleración de la descarbonización, porque ya tenemos unidades que han salido el último año y medio y lo que estamos esperando es que en los próximos años entren en operación casi 5 mil MW de centrales renovables, que impactarán fuertemente cómo será la matriz productiva del país”.

La generación proveniente de centrales renovables no convencionales terminó el 2020 con el 21,84% de la matriz, adelantando en cinco años la meta fijada por la ley de superar el 20%. Al sumar la generación hidroeléctrica de embalse, las renovables sobrepasan el 44% de la matriz.

Las cifras de la CNE apuntan a que Chile tiene proyectos de inversión en energías renovables por más de US$28 mil millones que representan todas las renovables a un 70% en 2030.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]