Enel X Chile puso en servicio la primera de las 14 electrolineras que operará en los locales de la cadena de restoranes Mc Donald’s, donde se dispondrán puntos de carga multi estándar, que se instalarán progresivamente durante los próximos dos años en parte de los 87 restaurantes que la compañía mantiene desde Arica a Puerto Montt.

«Con este acuerdo, McDonald’s se convierte en la primera cadena de comida rápida del país en impulsar la electromovilidad, y continúa sumando acciones en su operación para apalancar una industria cada vez más amigable con el medio ambiente», informó la empresa eléctrica.

El proyecto, en una primera etapa, considera puntos de carga para los locales de Valdivia, Talca y Puerto Montt en regiones; y para las comunas de Independencia y Maipú en la Región Metropolitana, entre otras. También contarán con infraestructura de carga los restaurantes McDonald’s que formen parte del plan de expansión y modernización que la compañía impulsa, desde 2017.

El punto de carga instalado en el local McDonald´s de Av. Kennedy es modelo Juice Pole, y cuenta con dos tomas de carga de 22 kw de potencia que permiten cargar dos vehículos eléctricos de forma simultánea. Para hacer uso de la infraestructura de carga, los usuarios de vehículos eléctricos deben contar en sus teléfonos de la aplicación “JuicePass” de Enel X, con la cual podrán reservar, programar y monitorear su nivel de carga en tiempo real, entre otros servicios.

La ElectroRuta Enel X pretende cubrir más del 50% de la infraestructura de carga de energía que requieren estos autos, proyectando para las carreteras de Chile, un cargador cada 60 kilómetros.

El plan de la empresa, que se basa en soluciones de carga inteligente, tiene como objetivo atender las diferentes necesidades de los clientes mediante la implementación de varias tecnologías que permiten cargar la batería del vehículo a distintas velocidades y en diversos lugares. Estas son soluciones modulares, escalables y llave en mano diseñadas para particulares, empresas e instituciones.

La ElectroRuta contempla la instalación de 1.200 puntos de carga en todo Chile hasta 2025, abarcando más de 5.000 kilómetros, de norte a sur, garantizando la autonomía y continuidad de circulación de los autos eléctricos. En el marco de este proyecto, a la fecha se han instalado 170 puntos de carga en distintas regiones del país.