El biministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet, aseguró que el proceso de la toma de decisiones en torno a la licitación para adjudicar el Instituto de Tecnologías Limpias, que operará en la Región de Antofagasta, «fue completamente transparente y cumpliendo con todos los requisitos establecidos  en las bases de licitación y en la creación de este Instituto en su origen».

La autoridad formuló estas declaraciones en durante la sesión del Senado que aprobó el informe de la comisión mixta sobre el proyecto de ley de eficiencia energética, donde abordó por este tema, luego de que algunos senadores de oposición criticaran la adjudicación realizada por Corfo al consorcio norteamericano Associated Universities, Inc. (AUI), señalando que ello «va en desmedro de iniciativas regionales y nacionales que se habían levantado para este fin».

La adjudicación también fue criticada por Universidad de Antofagasta (UA) y la Universidad Católica del Norte (UCN) consideraron que la decisión representa un golpe al desarrollo científico y tecnológico del país, y de esa región en particular.

Declaraciones

Al respecto, Jobet recordó que los Ministerios de Minería y de Energía forman parte del Consejo de Corfo, que es la instancia formal establecida para el diseño de la licitación.

«Uno puede tener diferencias de opinión, con los antecedentes que uno conozca, respecto de cual de los consorcios tenía más méritos para ser el adjudicatario del proceso, pero quiero enfatizar que el proceso de toma de decisiones y de adjudicación fue completamente transparente y cumpliendo con los establecido en las bases de licitación y en la creación de este Instituto en su origen», sostuvo.

El biministro recordó que una vez que se ponga en marcha el Instituto se definirán los procedimientos para adjudicar recursos a distintos proyectos, agregando que el «gobierno tiene toda la disposición» de aclarar las dudas en torno a este proceso.