Un auspicioso escenario en el mercado eléctrico chileno para este año destaca la consultora Antuko, con la recuperación de varios indicadores clave en el sector, como son la demanda y el precio de los commodities, así como mejores expectativas en el sector de clientes libres y regulados.

«Comenzaremos un año con grandes expectativas de recuperación, consolidación de la inversión y adaptación del mercado, que permita dar mayor certeza a los nuevos entrantes con el fin de mantener a Chile en los Top 10 en energías renovables a nivel mundial», señala el análisis de la firma especializada.

Proyecciones

Según las estimaciones de Antuko, para 2021, se espera un aumento de 2,9% de la demanda total del sistema eléctrico local, respecto al año anterior, debido a un menor impacto de la pandemia, confinamientos cada vez menores y mayor recuperación de la actividad industrial. «Si bien el 2021 será un año con bastante movimiento político, se espera que esto solo podría afectar los cronogramas de las discusiones regulatorios que ya se están llevando a cabo» se indica.

En el precio de los combustibles también se prevé una leve recuperación del diésel y gas. «Respecto al precio del carbón, dado los planes de descarbonización a nivel mundial, la continua disminución de los costos de desarrollo de las tecnologías eólicas y solares y una demanda que tímidamente se vuelve a recuperar, prevemos una disminución en su precio, lo cual nuevamente impactará los costos marginales durante este año».

Otro tema relevante para la consultora es la evolución de la generación a pequeña escala (PMG y PMGD), en que estima una ralentización en el desarrollo de este tipo de proyectos, debido al término del plazo para acogerse a la metodología actual de cálculo de precio estabilizado.

«Esto, sumado a las discusiones que se están llevando a cabo en lo relacionado al sistema de distribución y como la clasificación de líneas dedicadas, podría afectar los ingresos esperados de estas centrales. Durante el 2021 veremos que se mantendrá el interés por este tipo de proyectos, pero el mecanismo de venta de energía probablemente será uno de los principales aspectos a analizar al momento evaluar la factibilidad de financiamiento», precisa el análisis.

Además se estima que la licitación de suministro para clientes regulados, fijada para el 19 de mayo, «permitirá encantar a nuevos actores y exigirá adaptación a los incumbentes, con nuevas oportunidades de financiar proyectos a través de este tipo de contratos».

Otros hitos

De acuerdo con las estimaciones de la consultora, otros hitos que se verán este año son más anuncios sobre proyectos que incluyan almacenamiento, «dado el alto spread día/noche que se estima para los siguientes años», además de que las grandes compañías «continuarán con sus planes acelerando cada vez más la descarbonización».

En esta línea, la consultora proyecta que en materia de clientes libres, «las buenas expectativas del sector minero motivarán en general al sector industrial con lo que se espera robustez en los resultados de los contratos PPA».

«Finalmente, la producción de hidrógeno verde, que ha sido actor principal de la agenda energética durante el último trimestre del 2020, será un tema que demandará mucho análisis durante el 2021. ¿La demanda asociada, será un nuevo respiro para los proyectos solares?», concluye el análisis.