El Consejo de Corfo adjudicó el Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) a un consorcio liderado por AUI (Associated Universities Inc), conformado por nueve universidades estadounidenses, entre las que se encuentra la Universidad de Harvard, MIT, Columbia, Princeton, Cornell, Pensilvania, Princeton, John Hopkins, Rochester y Yale.

La iniciativa busca potenciar el desarrollo regional y nacional, y tiene como objetivo impulsar la energía solar, la minería sustentable y materiales avanzados de litio y otros minerales, y el hidrógeno verde.

“Se espera que a 2030 sea una referencia tecnológica a nivel mundial en sus temas de especialización, y un centro de innovación y emprendimiento de alcance global, que capturará valor para la economía regional y nacional aprovechando las condiciones únicas del Desierto de Atacama”, informó Corfo.

Según Pablo Terrazas, vicepresidente ejecutivo de Corfo, “con este Instituto convertiremos a la Región de Antofagasta y a Chile en un verdadero laboratorio para probar las tecnologías de punta para proyectos de energía y minería sustentable. AUI da confianza respecto al dominio de estas tecnologías que queremos atraer e implementar en nuestro país. Para el Gobierno es muy importante la reactivación sostenible, para eso debemos avanzar en que nuestras principales industrias apliquen I+D en sus proyectos, fomentando la inversión y desarrollo local y la generación de empleos de calidad”.

Y agrega: “Nuestras universidades e institutos locales tendrán la posibilidad de potenciar sus investigaciones de la mano de AUI, la que reúne a las mejores universidades estadounidenses, y ampliar las oportunidades de desarrollo e innovación en materias que son claves para avanzar hacia el futuro que queremos”.

Inversión

La iniciativa busca que el aporte de este Instituto sea de largo plazo para el país y que su desarrollo sea sostenible en el tiempo. Por lo mismo, en los próximos 10 años considera una inversión total de US$265 millones, en donde el aporte por contratos de SQM será del 54%, mientras que el de AUI será de 46%. Entre estas contribuciones también se cuentan las de empresas como Colbún, Enel, AES Gener, Enaex, entre otras. Después de ese período, el costo total del ITL será de cargo del propio instituto.

Este consorcio, en su compromiso por aportar al desarrollo local y nacional, considera la participación en su directorio de Universidades de la Macrozona Norte y de 3 representantes del sector privado de dicha zona.

AUI tiene 74 años de existencia y sus investigaciones han generado cuatro Premios Nobel. Cuenta con una sólida presencia en Chile y en la región, y ha invertido US$ 1.400 millones en el Observatorio Alma, y además se encuentra construyendo un segundo telescopio por US$140 millones.