La demanda eléctrica en el sistema local, específicamente en la Región Metropolitana aumentará de 135 MW a 164 MW entre 2021 y 2022, de acuerdo con las estimaciones entregadas por el Coordinador Eléctrico Nacional, al diagnosticar el uso esperado del sistema de transmisión, dentro del proceso de planificación para este segmento dentro del próximo año.

La demanda potencial por electromovilidad identificada por el organismo podría alcanzar los 135.8000 kW (135,8 MW) en 2021, para aumentar a 164.900 kW (164,9 MW) en 2022 y posteriormente caer a cerca de 94.000 Kw (94 MW) en 2023.

Subestaciones

Estas cantidades proyectadas totalizan 415 MVA de demanda eléctrica en subestaciones de la Región Metropolitana, donde, para 2021, las mayores estimaciones en el incremento del consumo de electroterminales pasaría por la subestación Recoleta con 37.400 kW, seguida de la SE Macul (18.500 kW) y Lo Boza 23 kV (16.900 kW).

En 2022 la mayor demanda por terminales de electromovilidad estará en las subestaciones San Bernardo (20.400 kW); Pudahuel (20.200 kW), y Pintana (19.800 kW). Por su parte, para 2023, se estima que la mayor demanda estaría en la subestación Lo Boza 23 kV (18.600 kW); La Reina (11.300 kW), y Panamericana (9.500 kW).