La Comisión de Energía de California (CEC) aprobó un plan que invertirá hasta US$115 millones para aumentar la cantidad de estaciones de servicio en el estado que respaldan los vehículos eléctricos de celda de combustible de hidrógeno (FCEV). Los fondos casi duplican las inversiones del estado hasta la fecha y ayudarán a California a casi lograr su objetivo de implementar 200 estaciones públicas de abastecimiento de hidrógeno.

Según lo informado por la entidad, esta iniciativa «también es compatible con reducción progresiva orden ejecutiva del gobernador Gavin Newsom a cabo la venta de nuevos vehículos de pasajeros impulsadas por gasolina en 2035 , proporcionando una infraestructura esencial para satisfacer las necesidades de abastecimiento de combustible de la creciente cantidad de cero – vehículos de emisiones (ZEV) previstos en la carretera en la siguiente década. Si bien los vehículos eléctricos de batería (BEV) son los ZEV más comunes en el estado, también se han alquilado o vendido más de 8.000 FCEV» .

Inversiones

El plan contempla la construcción de hasta 111 nuevas estaciones de abastecimiento de hidrógeno en el estado para 2027, en que se incluyen diseños para uso de vehículos de pasajeros, camiones y autobuses. El financiamiento total del proyecto está sujeto a la aprobación anual tanto del presupuesto estatal como de las asignaciones de la CCA.

Hasta la fecha, la CCA ha financiado 45 estaciones de hidrógeno minoristas abiertas y 16 adicionales en construcción. En total, con el plan aprobado, podría haber hasta 179 estaciones en el estado californiano, incluidas siete estaciones financiadas con fondos privados.

Durante la reunión de negocios, los integrantes de la Comisión de Energía de California otorgaron tres subvenciones por un total de casi US$25 millones para la instalación de las primeras 30 estaciones de carga con hidrógeno.

Es así como la empresa FirstElement Fuel, Inc., con sede en Irvine, recibió US$15,5 millones, mientras que Equilon Enterprises, con sede en San Francisco (que opera como Shell Oil Products en EE. UU.), recibió US$7,3 millones, y Iwatani Corporation of America, con sede en Santa Clara, recibió US$1,9 millones.

«Estamos orgullosos de apoyar estos importantes proyectos de infraestructura para asegurar que el combustible esté disponible a medida que más californianos elijan autos y camiones limpios «, dijo la comisionada de la CCA, Patty Monahan.

«A medida que crece el mercado de vehículos de cero emisiones , los conductores deben sentirse seguros de que pueden repostar sus vehículos, ya sea que estén en el centro o conduciendo por el estado», agregó.