A  falta de un mes para cerrar el presente año, el sector de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) se apresta a llegar al umbral de los 7.000 MW de capacidad instalada en el Sistema Eléctrico Nacional. Y es que a noviembre la industria anota 6.851 MW, según indica el reporte sectorial de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Las centrales generadoras con estas tecnologías tienen 6.314 MW en operaciones y otros 537 MW en etapa de pruebas para interconectarse al sistema.

La energía solar fotovoltaica es la que terminaría el año en el primer lugar, con 3.137 MW instalados y 95 en pruebas, seguida de los parques eólicos, que cuentan con 2.087 MW en servicio y 419 MW en pruebas.

Posteriormente el sector mini hidro tiene 584 MW en operaciones y 17 MW en pruebas, mientras que las centrales de biomasa suman 472 MW (466 MW en operaciones y 6 MW en pruebas).

Los proyectos ERNC en construcción durante este año superaron los 6.000 MW, siendo los solares fotovoltaicos los que terminaron a la cabeza con 3.596 MW, mientras que los proyectos eólicos suman 2.130 MW. Más atrás de ubica la biomasa (166 MW); mini hidro (84 MW) y geotermia (33 MW).