El Centro Avanzado de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (AC3E) de la Universidad Técnica Federico Santa María, recibió el premio tecnológico 2020 que entrega la Asociación de la Industria Eléctrica-Electrónica (AIE) en su Encuentro Anual, el que se realizó en formato digital, debido a la actual pandemia de Covid-19.

El «Premio Mejor Innovación o Desarrollo Tecnológico AIE»,  es una distinción reconocida como una de las más importantes de la Industria. Este año llegaron ocho postulaciones y el Directorio de AIE decidió premiar a dos categorías. La primera fue dirigida a Instituciones de Educación, donde el proyecto ganador fue: Paome, plataforma de aprendizaje de otorrinolaringología para médicos y estudiantes basada en Inteligencia Artificial. Del

Los directores de AIE Pablo Moraga, Diego Alarcón y Alejandro Melo concedieron este premio a Michelle Viscaino y Fernando Auat Cheein, ambos del  Departamento de Electrónica, de la Universidad Técnica Federico Santa María recibieron el galardón.

Paome es una aplicación web de entrenamiento, que ha sido desarrollada, implementada y validada para que tanto estudiantes de medicina general como especialistas en sus primeros años puedan utilizarla para potenciar sus capacidades y habilidades diagnósticas en la especialidad médica de Otorrinolaringología. La plataforma web utiliza inteligencia artificial para guiar el aprendizaje del estudiante médico.

En la categoría «Empresas»,  se premió a la Tecnología de Desinfección Ultravioleta para Centros Médicos como fortalecimiento de los protocolos preventivos de enfermedades asociadas a la atención en salud, desarrollado por la empresa socia de AIE: Hydraluvx, que creó un desinfectante que reduce las probabilidades de contagio que pueden ser causadas por contacto con superficies contaminadas.

Encuentro

En el Encuentro Anual, Victor Grimblatt, presidente de AIE, habló sobre tecnología y su rol en la sociedad, exponiendo el detalle de tres indicadores en competitividad de Chile, relacionados al marco para competir en la cuarta revolución industrial; incentivos a equidad y diversidad en los estados e inversión en incentivos en I+D.

Asimismo, oficializó el lanzamiento del logo de la «Campaña Tecnología Hecha en Chile», iniciativa de AIE que tiene como principal objetivo promover la capacidad que hay en Chile para desarrollar y fabricar tecnología.

En el evento también participó la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt,  quien reflexionó sobre los desafíos que existen hoy como país para un desarrollo sustentable, bajo en emisiones y resiliente al clima. Además se refirió a las energías limpias, nuevas formas de energía y qué impulsos está dando el gobierno a este tema, nombrando la enérgica estrategia nacional para el hidrogeno verde llevada a cabo y reconoció lo que se está haciendo como país hacia la economía circular.

Finalmente anunció que Chile se vislumbra como uno de los primeros países que puede descarbonizar su economía a un menor costo y más rápidamente, ya que las ventajas competitivas existen para generación de energías limpias.

 

Ingeniero sobresaliente

Durante el desarrollo del Encuentro también se entregó ante los asistentes el Premio AIE- IEEE “Ingeniero(a) Sobresaliente 2020, galardón concedido a un profesional destacado en áreas eléctricas, electrónicas y afines.

Este año lo recibió el Ingeniero Civil de Industrias de la Pontificia Universidad Católica, Pablo Zegers, Master of Science y PhD en Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Arizona y quien ha sido reconocido en instancias asociadas a su expertis en Chile y Estados Unidos.

Zegers ha contribuido en distintos aspectos académicos, principalmente en la Universidad de los Andes, con diversas publicaciones y conferencias, patentes y colaboración en distintos proyectos. Ha desarrollado un fuerte acercamiento en las áreas de la robotización e inteligencia artificial para la agroindustria y otras aplicaciones.

Este estímulo nace hace 13 años y reconoce a un ingeniero de las áreas eléctrica, electrónica, automatización y comunicaciones por su significativa contribución en la promoción y engrandecimiento de la especialidad, contemplando cualidades como el desarrollo profesional, los aportes a la industria, la capacidad de investigación, las contribuciones a la innovación, la formación de capital humano, el liderazgo y su impacto en la comunidad.