Paula Frigerio, gerenta de Desarrollo e Innovación de Abastible, se muestra optimista respecto a las perspectivas que tiene el gas licuado en el mercado local, especialmente con las oportunidades que se abren con la incorporación de las energías renovables en la matriz energética, junto al proceso de descarbonización.

Es por eso que la ejecutiva destaca el rol que tiene la innovación para adaptarse a esta nueva realidad en el mercado, para complementar este combustible a las nuevas tecnologías a fin de ser usadas en el sector industrial y residencial, bajo un contexto que exige menores niveles de emisiones de carbono.

Situación actual

¿Qué rol cumple el gas licuado en la transición energética en vista a la descarbonización de la matriz?

Si bien el gas licuado (GL) es un combustible fósil, tiene varias ventajas que lo transforman en el mejor energético para la transición energética. Destaca por ser más limpio, con muy bajas emisiones de material particulado y gases de efecto invernadero, posee precios competitivos y es fácil de transportar, lo que permite llegar a los lugares más remotos. Además, en el ámbito residencial, las inversiones necesarias para realizar el cambio a GL, son accesibles al público y mucho menores que las requeridas para otras energías. Estos factores lo transforman en la energía sobresaliente para reemplazar, en el escenario actual al petróleo, diésel, carbón y leña, tanto a nivel industrial y residencial. También es el combustible alternativo a la bencina y diésel, con mayor experiencia a nivel global y hoy, con la liberación de su uso para los vehículos particulares en nuestro país, se abre un tremendo mercado para su utilización, y consecuente disminución drástica de emisiones de gases de efecto invernadero y material particulado en el sector Transporte.

¿Qué opciones de complementación encuentra el gas licuado con las ERNC en el mercado local?

Las ERNC presentan variaciones importantes en sus niveles de generación, por lo que para un buen funcionamiento, requieren complementarse con energías convencionales más estables que le otorguen respaldo en ciertos períodos. En Abastible hace años creamos el área de innovación, que busca en forma constante tecnología de punta y nuevas soluciones energéticas que podemos desarrollar para diversas industrias, con lo que hemos llevado a cabo más de 50 iniciativas exitosas, por lo que nuestra propuesta de valor posibilita integrar energía térmica en conjunto con suministro eléctrico, a través de sistemas solares fotovoltaicos, generadores de respaldo o bien la venta de energía eléctrica.

Destacamos, en este ámbito, la Cervecería Kross, donde Abastible implementó un proyecto de Energía Solar Fotovoltaica, acogido a la Ley de Generación Distribuida, con una potencia instalada de 110KW que le permite tener ahorro energético, y con complemento de GL para uso de calderas a vapor. El gas licuado  es una opción concreta para acompañar el proceso de retiro del carbón, para así contribuir a las metas de descarbonización fijadas por nuestro país y la salud de la población, sin poner en riesgo la continuidad del sistema.

¿De qué forma el gas está avanzando en la eficiencia energética y cómo aprecian la futura ley sobre este tema que está a punto de salir del Congreso?

 La Ley de Eficiencia Energética establece que los grandes consumidores deberán implementar sistemas de gestión de energía (SGE), que entre otras cosas, identifica iniciativas para reducir el consumo, reportar a las autoridades las mejoras logradas con esta sistema y establece metas interesantes en temas de eficiencia y sustentabilidad. En Abastible estamos atentos a su promulgación y hemos avanzado en este tema, contando con una cartera de nuevos productos que permitirá apoyar a las empresas a cumplir esta nueva regulación.

Hace varios años que estamos trabajando en entregar soluciones energéticas que potencian los atributos del GL, teniendo como ejes:  la eficiencia energética, el ahorro de recursos, las mejoras operativas y la disminución de emisiones de gases contaminantes en distintos sectores.

¿Qué rendimiento entrega el gas en el nivel de emisiones para operaciones industriales y transporte?

El gas licuado es un energético con poder calorífico (48,4 kJ/Kg) superior al del petróleo, carbón y electricidad, lo que implica menor consumo; de gran modularidad, de fácil transporte y almacenamiento. Además, logra una combustión completa, no genera escoria ni cenizas, alarga la vida útil de los equipos y reduce su costo de mantención.

En el ámbito medioambiental, dependiendo del sector productivo y el combustible a reemplazar, se potencian los sistemas energéticos y se logra una disminución de la huella de carbono y emisión de material particulado. Para ello, elaboramos proyectos a medida, dependiendo de la necesidad y utilización de combustible de cada uno.

En el ámbito Transporte, el gas licuado vehicular tiene un papel importante, ya que en Chile el 25% de los gases de efecto invernadero provienen de este sector; entonces, su masificación generará un impacto importante en la disminución de emisiones en comparación con la gasolina al producir: casi un 100% menos de material particulado; hasta un 19% menos de dióxido de carbono y hasta un 96% menos de óxido de nitrógeno que es el material que el vehículo expele por el tubo de escape.

¿Cuáles son las tendencias de las soluciones energéticas en el mercado local del gas chileno, desde el punto de vista técnico-comercial?

Las nuevas soluciones energéticas en que está trabajando Abastible apuntan a diversas industrias. Por ejemplo, en compañías del rubro pisquero, hemos reemplazado alambiques a leña con gas licuado, generándoles beneficios en la optimización de sus procesos y calidad del producto, además de reducir su consumo energético. Por otra parte, en hospitales de servicio público, hemos llevado a cabo proyectos de eficiencia de centrales térmicas, utilizando agua caliente y vapor. A través de nuevas tecnologías, dichos hospitales han logrado un ahorro energético significativo. En otros proyectos del área industrial se ha llevado a cabo la optimización de calderas de vapor, donde hemos logrado contribuir a una mejor eficiencia energética, a través de la utilización de quemadores y economizadores de calor. Por otro lado, hemos visto una gran cantidad de clientes de panaderías, que han decidido cambiar sus hornos de petróleo a GL, logrando beneficios importantes de reducción de emisiones, mejora en el desempeño energético y asegurando la calidad del producto.

¿Qué proyectos prepara Abastible para 2021 en el mercado del gas?

En innovación este año trabajamos en ampliar nuestra oferta de soluciones incluyendo la implementación de sistemas de gestión de energía, auditorías energéticas y sistemas de monitoreo y control de última generación, que permiten medir los consumos y certificar ahorro de energía y generación de emisiones. Estos productos son relevantes en la futura ley de eficiencia energética. También estamos ad portas de lanzar un servicio inédito en Chile y en la industria: la Medición y Verificación de Ahorros y Emisiones con tecnología Blockchain. Con esta herramienta se generan certificados confiables de trazabilidad e impacto energético y ambiental de proyectos de eficiencia energética y/o ERNC. Las mediciones se realizan utilizando protocolos internacionales, por lo cual dichos certificados tienen validez internacional. La tecnología Blockchain, más conocida en el ámbito de bitcoin, hace muy difícil o imposible modificar los registros, lo que los transforma en altamente confiables.

Debemos mantenernos siempre a la vanguardia, pensando en aportar a la calidad de vida de las personas y al desarrollo sustentable del país. Para lograrlo, es esencial que estemos preparados con tecnología de punta y para ello, la innovación es fundamental. En 2021, continuaremos desarrollando servicios y productos de punta con foco en anticipar y responder a las necesidades energéticas del cliente, desarrollando soluciones a su medida con innovación y tecnología, impulsando eficiencia energética, junto a beneficios medioambientales concretos y sostenibles.