Highly Innovative Fuels (HIF), el primer proyecto de eCombustibles que se desarrolla en Chile, sigue avanzando con sus socios AME, Enap, Enel Green Power, Porsche y Siemens Energy, para la producción de hidrógeno verde, con energía eólica en la Región de Magallanes.

Y es que la empresa anunció el apoyo financiero de 8.000.0000 de euros que recibirá por parte del gobierno alemán para el desarrollo de la planta piloto, a través de Siemens Energy.

Jobet

El financiamiento internacional fue comentado por ministro de Energía, Juan Carlos Jobet: «Chile se sigue posicionando en el mundo como un competidor excepcional para la producción y exportación de hidrógeno verde. La decisión del gobierno alemán de invertir en Chile para el desarrollo de un proyecto de hidrógeno verde ratifica lo que nuestra estrategia nacional de hidrógeno verde establece: somos el país con mejores capacidades para ser el productor más barato del mundo al 2030».

«Como Gobierno seguiremos trabajando para potenciar las inversiones nacionales e internacionales en este tema y así construir nuevos polos de progreso en distintas regiones de Chile, incluyendo Magallanes. Estos permitirán generar empleos, nuevas capacidades técnicas para los chilenos y pueden transformar nuestra identidad productiva al reducir la huella de carbono, dando mayor competitividad a nuestras principales exportaciones y permitiendo que nuestra economía se diversifique y sea más robusta», agregó.

Proyecto

El proyecto, el más grande de su tipo en América Latina y uno de los primeros a nivel mundial, utilizará energía renovable y dióxido de carbono capturado de la atmósfera para producir 350 toneladas de metanol por año y 130.000 litros de eCombustible a partir de 2022. El proyecto contempla una inversión inicial de US$38 millones.

En etapas comerciales posteriores, previstas para 2024 y 2026, la capacidad se incrementará a unos 55 millones de litros por año y 550 millones de litros de eCombustibles por año, respectivamente.

El proceso consiste en utilizar energía renovable para obtener hidrógeno verde a partir del agua mediante un proceso llamado electrólisis. Luego, el hidrógeno se combina con el dióxido de carbono extraído de la atmósfera para producir metanol y parte de él en gasolina.

«Creemos firmemente que este proyecto ayudará a cambiar el mundo al proporcionar una solución real para combatir el cambio climático en el corto plazo. Con los vientos que soplan en la Región de Magallanes, combinados con tecnologías de punta, HIF es un avance para descarbonizar el transporte, permitiendo mover los vehículos de hoy con un combustible nuevo y limpio y dando a Chile la oportunidad de exportar su energía al mundo», destacó César Norton, presidente de AME, compañía propietaria del proyecto y a cargo de liderar su desarrollo.

«Para esta iniciativa, hemos reunido a socios y proveedores de primer nivel de todo el mundo que contribuirán con su experiencia», agregó el ejecutivo.

El equipo

Porsche dio un impulso decisivo al proyecto al aportar sus conocimientos de investigación para el desarrollo del piloto. El productor alemán de autos deportivos comprará todos los eCombustibles producidos por HIF. «Para nuestros clientes, los combustibles verdes son una oportunidad para conducir de forma sostenible un Porsche con motor de combustión», afirmó Oliver Blume, director ejecutivo de la compañía.

«El 70% de los autos Porsche construidos todavía están en las calles. Y durante muchos años habrá vehículos con motores de combustión convencionales», añadió.

Armin Schnettler, vicepresidente ejecutivo de New Energy Business en Siemens Energy, comentó que el proyecto «hará una importante contribución a la descarbonización del sector transporte y para alcanzar las metas climáticas en la Unión Europea y Alemania».

Enel Green Power, uno de los mayores productores de energía renovable de América Latina, participará como socio en la parte de generación de energía eólica y producción de hidrógeno. «Magallanes es un lugar perfecto para implementar esta tecnología por sus condiciones de viento únicas que permiten tener un costo competitivo a nivel mundial», explicó James Lee Stancampiano, gerente general de Enel Green Power Chile.

Por su lado, el gerente general de Enap, Andrés Roccatagliata, señaló que “la compañía participará en este estratégico proyecto en las áreas de logística y mantenimiento, gracias a la importante infraestructura y equipo de profesionales y trabajadores que tenemos en Magallanes».

«Nuestra empresa posee una fuerte presencia en Magallanes y décadas de experiencia a nivel mundial en la producción y procesamiento de hidrocarburos, esto unido a las condiciones inigualables que Chile posee en la producción de energías renovables, sin duda harán del país un actor importantísimo en la producción de los combustibles del futuro. Además, tenemos el convencimiento que con la participación de ENAP aceleraremos los tiempos de ejecución de este importante proyecto», precisó el ejecutivo.

Proveedores

HIF informó que el proyecto «se basará en la experiencia de proveedores de tecnología de punta y proveedores de todo el mundo. Global Thermostat suministrará el equipo para la extracción de dióxido de carbono directamente del aire, a través de su tecnología especializada de «captura directa de aire».

El proceso de producción de metanol se basará en un diseño de Johnson Matthey, y se convertirá en gasolina utilizando tecnología con licencia de ExxonMobil.

Los servicios de ingeniería y construcción para la planta de metanol a eCombustibles serán proporcionados por la empresa china Sinopec Engineering (Group) Ltd. El principal banco chileno, BCI, dispondrá de una línea de financiamiento con respecto al IVA.