(El Mercurio) Repercusiones trajo la última sesión de la comisión de Economía de la Cámara de Diputados en la que el Fiscal Nacional Económico delineó las consideraciones que tendrán a la hora de analizar la operación mediante la cual la firma estatal china State Grid busca quedarse con los activos de CGE.

En esa misma instancia los diputados alertaron sobre los riesgos de que gran parte de un negocio estratégico como el de la distribución eléctrica, quede en manos de estatales chinas.

Esos comentarios fueron advertidos por cercanos a los empresarios de ese país como una animadversión hacia ellos, previendo los posibles efectos que esto podría generar.

«Lo que está pasando es que los empresarios chinos vienen, respetando la ley, pero lo que preocupa es que hay un sentido antichino que está surgiendo y eso puede ser perjudicial para nuevas inversiones», comenta el director del Centro de Estudios de Relaciones Internacionales de la UDD, Yun-Tso Lee, quien añade que entre los empresarios de ese país ya está circulando cierta incertidumbre por el cambio institucional que se avecina.

En esta línea, el comisionado internacional de la Cámara de Empresas Estatales China en Chile, Carlos Salazar, apunta a que existe desconocimiento respecto a cómo opera la Sasac, entidad encargada de supervisar los activos chinos por el mundo.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]