(El Mercurio) Más de US$13.000 en proyectos de generación renovable no convencional (ERNC) -equivalente a unos 7.400 MW de capacidad- estaban declarados en construcción a fines de septiembre pasado de acuerdo con datos de la Asociación de Generadoras de Chile.

Buena parte de esas iniciativas fueron comprometidas en la licitación eléctrica de 2016, cuyos contratos en muchos casos entran en vigencia en menos de dos meses, el próximo 1 de enero, y son claves para bajar las tarifas que pagan los clientes residenciales del país. Sin embargo, la construcción de varias iniciativas que sustentan esos convenios enfrentan retrasos en su construcción.

Son al menos 20 iniciativas mayoritariamente eólicas y pon un monto de inversión que ronda los US$3.500 millones las que enfrentan complicaciones, debido a problemas de coordinación en la entrega de organismos como Vialidad y el Consejo de Monumentos Nacionales.

En el primer caso, las regiones del Biobio y La Araucanía enfrentan una “congestión” de proyectos ERNC, que se produce por la imposibilidad de trasladar los equipos de generación desde el puesto hasta los sitios de construcción. En la industria comentan que esta situación comenzó en agosto y con el paso de las semanas ha ido agravándose. En este caso, se trata de siete proyectos eólicos de tres empresas que aportarán unos 740 MW de capacidad a la red e involucran una inversión de en torno a los US$1.700 millones, y de ellos, en este momento hay cinco que están recibiendo equipos.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]