Lipigas registró una caída de 0,7% en las ventas de GLP dentro del mercado local durante el tercer trimestre de este año, debido a los efectos de la crisis generada por la pandemia de Covid-19 en el país, mientras que su Ebitda cayó 6,8% respecto al mismo periodo de 2019, anotando $30.823 millones.

Así lo informó la empresa en un hecho esencial ala Comisión para el Mercado Financiero (CMF), destacando que en los primer nueve meses de este ejercicio anota un Ebitda de $73.004 millones, un 7,8% menos respecto al mismo lapso del año pasado, donde las ventas de GLP muestran una disminución acumulada de 3,1%.

Su gerente general, Ángel Mafucci, indicó que los resultados al 30 de septiembre «siguen impactados por los efectos de la pandemia en el país y el mundo».

«Durante el tercer trimestre hemos mantenido la operación, priorizando la salud y la seguridad de nuestros trabajadores, de nuestros clientes y de nuestra amplia red de colaboradores y contratistas. Si bien las restricciones se han suavizado, aún muchas actividades están restringidas, lo que ha influido negativamente en los volúmenes de venta a ciertos segmentos de clientes», precisó.

Digitalización

Según el ejecutivo, durante el trimestre pasado la compañía siguió ejecutando su plan estratégico, basado en la digitalización. «En el tercer trimestre seguimos potenciando las ventas directas a clientes finales. Esta modalidad, representó el 52% del total de las ventas de gas envasado, con un incremento de casi 50% sobre el año anterior. El desarrollo de herramientas digitales refuerza nuestra estrategia, ya que nos posibilita establecer relaciones más cercanas con los clientes y entregarles un mejor servicio. También nos ha permitido diseñar acciones de eficiencia en logística, que nos van a facilitar, entre otras medidas, coordinar en forma centralizada la operación de casi 1.500 vehículos distribuidos en todo Chile».

Mafucci también resaltó la materialización del primer contrato de suministro de GNL para camiones de transporte de la Cervecería AB InBev, incluyendo la construcción de la estación de despacho de GNL para camiones operados por Transportes San Gabriel. «Esta es una muestra del liderazgo de Lipigas en ese segmento, ya que se trata de la primera red privada de camiones impulsados por GNL y la primera estación de servicio de este combustible en el país», agregó.