La relevancia que tiene la inteligencia artificial en la contribución que realiza la energía solar dentro del Sistema Eléctrico Nacional fue uno de los puntos destacados en el conversatorio organizado por ABB en Chile, junto a la start up chilena Suncast y a la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE).

Los especialistas coincidieron en que estas instalaciones, mediante el uso de tecnologías inteligentes, están en condiciones de entregar estabilidad a la operación del sistema eléctrico nacional, por lo que señalaron que el desafío es avanzar en mayores espacios en el mercado de Servicios Complementarios.

Discusión

Gabriel Ortiz, Asset manager de First Solar, señaló la importancia de descarbonizar los Servicios Complementarios, por lo que se requiere una mayor participación de la generación de energía renovable en el sistema, precisando que para avanzar en este tema no existe un alto nivel de complejidad.

«Se trata de implementar un algoritmo en el controlador de la planta solar. En el peor de los casos, el controlador no tiene la capacidad, por lo que es necesario cambiarlo y eso no tiene un costo muy alto, mientras que en el mejor de los casos solamente se debe cambiar el algoritmo y el software para controlar la central», explicó.

Para Felipe Escobar, gerente del Centro de Control de Acciona Energía, la incorporación de inteligencia artificial en centrales fotovoltaicas permiten entregar una respuesta inmediata para la entrega de Servicios Complementarios, agregando que estas tecnologías ya no solo «están para entregar  energía, sino que para entregar soporte a la red, con un alto grado de flexibilidad».

A su juicio, la infraestructura de transmisión también «pueden tener una mayor dinámica si ponemos inteligencia artificial», mencionando que el desafío es «no tener eslabones rotos».

«Si tenemos un grado avanzado de flexibilidad, inteligencia y predicción de lo que es la generación solar, esto también se puede traspasar hacia las redes», añadiendo que se pueden utilizar automatismos, esquemas de tiempo real y la data de los esquemas de transmisión.

Céline Assémat, Quantitative Analysis Leader de Antuko Chile, reafirmó que las centrales solares han tomado un espacio para aportar estabilidad al sistema eléctrico, entregando Servicios Complementarios, por lo que «necesitamos que estas centrales participen en todos los segmentos de la operación, lo cual es posible».

La ejecutiva señaló que con el tiempo de sumarán más centrales de este tipo, aumentando la competencia en el sistema, por lo que indicó la necesidad de contar con mayor certeza regulatoria para el funcionamiento del mercado de Servicios Complementarios.

En este campo, el rol que jugará el complejo termosolar Cerro Dominador, con la tecnología de Concentración Solar de Potencia, jugará un papel crucial en este campo. Hernán Aramayo, gerente de Operaciones de esta central, que alista su puesta en marcha, dijo que el proyecto «puede generar una condición estable de potencia, independiente de la condición de irradiancia».

El especialista explicó que el proyecto cuenta con tecnología inteligente, como «cámaras de nubes que nos permiten anticipar la condición de irradiancia para poder actuar sobre el campo de heliostatos (espejos solares) y mantener la temperatura constante del receptor solar, lo que permite proteger ese activo y mantener una generación constante con 17,5 horas de almacenamiento térmico».

Constanza Levicán, CEO de Suncast, coincidió con este análisis, precisando que las centrales solares pueden ofrecer Servicios Complementarios a través de tecnologías de inteligencia artificial, por lo que planteó que el desafío es seguir construyendo mercados para la inserción de la energía solar y así «poder consumir toda la energía renovable que se está generando».