Javiera Aldunate, jefe de la Oficina de Relaciones Internacionales del Ministerio de Energía se muestra conforme con los resultados que obtuvo el Summit de Hidrógeno Verde, organizado por esta cartera, donde se registraron más de 4.000 personas conectadas durante la segunda jornada del evento, que contó con especialistas nacionales y extranjeros y que sin duda demuestra el interés internacional por este tema.

En el primer día de la conferencia se presentó la Estrategia Nacional de Hidrógeno de Chile, cuyo objetivo es posicionar al país como uno de los mayores exportadores, con un plan de acción para potenciar activiar una industria local.

«El interés internacional del hidrógeno en Chile quedó de manifiesto en el Summit. Tuvimos más de cuatro mil visitas unitarias en un evento de 6 horas de duración. Chile esta en el foco y creemos que vamos muy bien encaminados para ser líderes y coordinar la colaboración internacional», sostuvo Aldunate a ELECTRICIDAD.

Interés internacional

¿Cuál es la cantidad de empresas que han mostrado interés en la ronda de contactos para inversionistas en torno al hidrógeno verde de Chile?

La cantidad de empresas o asistentes depende del país, porque cada uno tiene intereses diferentes. Hasta el momento llevamos siete rondas de inversión y todas han contado con al menos 100 asistentes.

Después de que el minsitro presenta nuestro país, las posibilidades de inversión y el potencial del hidrogéno verde, se genera un diálogo muy rico con los participantes donde los principales dudas han estado enfocadas hacia cuáles son las oportunidades reales de inversión, cuáles son los pilotos que se están haciendo, como generar contactos inmediatos y por supuesto como potenciar la colaboración. Cada país que participado busca generar una complementariedad con Chile por lo que se generan una red de manera inmediata y creemos que eso ha sido el gran valor de las rondas de inversión .

¿Cuál es el cronograma de trabajo para promocionar este tema entre los inversionistas?

Queremos lograr un cronograma constante para mantener el liderazgo de Chile y seguir mostrando nuestros avances. En un inicio estas rondas estaban pensadas para hacerse de manera presencial, pero a pesar de la pandemia quisimos aprovechar las nuevas plataformas para hacerlas con mayor alcance Esto nos ha dado la oportunidad de ir expandiendo y mejorando el alcance y la comunicación y llegar a un público mucho mayor.

Partumos con una ronda con Alemania, luego Estados Unidos, Canadá, China, Japón, UK y Australia. El interés no se detiene: si antes buscábamos nosotros generar estas instancias, ahora se ha generado un posicionamiento nacional que hace que diferentes países manifiesten su interés en tener estas instancias. En nuestra agenda siguen una ronda con India y Brasil lo que significa que estamos cubriendo practicamente todas las regiones mundiales.

¿Con qué otros actores públicos y privados trabaja el Ministerio de Energía en las rondas?

Hemos trabajado coordinadamente con las embajadas de cada país involucrado, las cámaras de comercio, un aporte clave ya que súper conocen sus mercados, generan un alcance, y el público aporpiado para estas instancias. Invest Chile tambien ha sido un gran aliado en el desarrollo de rondas en paises de oriente.

Posibilidad de inversión

Según lo que han manifestado hasta ahora los interesados, ¿qué es lo que más les llama la atención para invertir en Chile?

Lo que más llama la atención a los asistentes son los bajos costos a los que podría llegar la producción de hidrógeno verde en Chile, lo que más que compensarían los costos de logística. Por estar tan lejos se pensaría que no podríamos ser un país competitivo en esta industria, pero estudios de McKinsey estiman un precio cercano a los US$1,5 por kg gracias al potencial renovable de nuestyro país. Esto nos pone en una posición muy competitiva a nivel mundial.

¿Cuáles son los puntos que más destaca de este proceso y qué metas se han planteado?

Esta nueva industria es una carrera conjunta y es fundamental integrar a todos los actores involucrados; a la sociedad, a los beneficiarios, a la academia, a las industria, al mundo privado. Si el desarrollo no lo hacemos en base a cooperación, va a ser poco probable que se desarrolle de manera rápida. Es importante que tengamos un marco regulatorio común, fortalecer la inversión, la investigación, generar mecanismos de cooperación y trasferencia de conocimientos, que haya una misma visión hacia dónde va el mercado.