La Comisión de Economía del Senado despachó a la Sala el proyecto que prorroga los efectos de la ley Nº 21.249, que dispone, de manera excepcional, la prohibición del corte de servicios sanitarios, eléctricos y de gas de red por el no pago por parte de los usuarios.

La norma en primer trámite fue ingresada por los senadores Yasna Provoste, Ximena Rincón, Carlos Bianchi, Álvaro Elizalde y Francisco Huenchumilla y busca extender la vigencia de la ley que prohíbe el corte de servicios básicos y permite el prorrateo de cuotas impagas, ya que la norma extingue en menos de 30 días.

La norma, aprobada en agosto, establece que las empresas proveedoras de servicios sanitarios, empresas y cooperativas de distribución de electricidad y las empresas de distribución de gas de red, durante los noventa días siguientes a la publicación de esta ley, no podrán cortar el suministro por mora en el pago a clientes tales como, usuarios residenciales o domiciliarios, hospitales y centros de salud, cárceles y recintos penitenciarios, hogares de menores en riesgo social, abandono o compromiso delictual, y hogares y establecimientos de larga estadía de adultos mayores entre otras.

Como medida adicional estipula que las deudas contraídas con las empresas de servicios sanitarios, empresas y cooperativas de distribución de electricidad y empresas de gas de red, que se generen entre el 18 de marzo de 2020 y hasta los noventa días posteriores a la publicación de esta ley, se prorratearán en el número de cuotas mensuales iguales y sucesivas que determine el usuario final a su elección, las que no podrán exceder de doce, a partir de la facturación siguiente al término de este último plazo, y no podrán incorporar multas, intereses ni gastos asociados.

Empresas 

En el marco de esta tramitación, la Asociación de Empresas Eléctricas anunció que sus miembros continuarán «otorgando el beneficio de suspensión del corte de suministro por no pago, hasta el 31 de diciembre próximo, para todos sus clientes vulnerables y aquellos que acrediten dificultades para el pago de sus cuentas».

Rodrigo Castillo, director ejecutivo del gremio, señaló que las  distribuidoras «siempre han estado dispuestas a colaborar en la implementación de soluciones y que jamás han dejado de hacerlo, sin embargo, advirtieron que considerando las actuales y excepcionales circunstancias y la estructura de la industria eléctrica, es necesaria y urgente la búsqueda de alternativas que permitan la aplicación de medidas viables en el largo plazo, para abordar el grave aumento de la incobrabilidad que afecta al sector».

A la vez, el gremio reiteró el llamado a los clientes a registrarse para poder ser beneficiarios de las medidas de ayuda establecidas en la ley vigente, e hicieron un llamado a que aquellos clientes que estén en condiciones de pagar, así lo hagan, en beneficio de todos.