El proceso de descarbonización, que implica el cierre de alguna de sus centrales a carbón, impactó los resultados de Enel Chile al tercer trimestre de este año, donde se registró una pérdida acumulada de $226.054 millones.

Paolo Pallotti, gerente general de la compañía, señaló que el cierre anticipado de Bocamina II, anunciado en mayo de este año, «explica que el resultado neto atribuible a septiembre de 2020 registrara una pérdida de 226.054 millones de pesos. En 2022, cuando desconectemos nuestra última unidad a carbón y hayamos finalizado nuestros proyectos renovables, tendremos una matriz de generación compuesta en 77 % por energías renovables».

De acuerdo a lo informado por la empresa estos números rojos se deben al registro de mayores pérdidas por deterioro por $434.230 millones, vinculadas a la descarbonización, sumado a un ingreso extraordinario por $121.118 millones en marzo de 2019, por el término anticipado de los contratos firmados en 2016 entre Enel Generación Chile y Anglo American Sur.

En el tercer trimestre la utilidad de Enel Chile fue $101.888 millones, lo que significó una baja de 35,2% respecto del mismo periodo del año pasado debido mayores gastos por impuestos y a un alza de costos por compras de energía.

Los ingresos operacionales también bajaron en 6,7% respecto al tercer trimestre de 2019, llegando a $1.947 millones a septooembre pasado, donde influyeron las menores ventas por la comercialización de gas.

El Ebitda de la empresa entre enero y septiembre anotó $631.756 millones, lo que representó una disminución de 22%.

Proyectos

Paolo Pallotti, de todos modos, resaltó que «durante este tercer trimestre seguimos avanzando en nuestra estrategia de descarbonización. Comenzamos la construcción del cuarto proyecto renovable de este año, Domeyko, una planta solar de 204 MW, ubicada en la Región de Antofagasta».

«Completamos así 1,3 GW de proyectos en construcción, los que nos han permitido en estos nueve meses crear 3.400 puestos de trabajo, apoyando de forma activa la economía local. Otro hito relevante del período es el anuncio de nuestra participación en el primer proyecto piloto que generará hidrógeno verde en Chile a partir de la energía de los vientos de Magallanes desde 2022», agregó el ejecutivo.