La necesidad de contar con un estándar regional que permita la interoperabilidad en la infraestructura de carga para vehículos eléctricos fue uno de los puntos destacados que se abordaron en la tercera jornada de los Conversatorios de Electromovilidad que realiza el Ministerio de Energía con la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE), donde en este campo se destacó la nueva normativa que se publicó en Chile y que entrará en vigencia en marzo de 2021, además del aporte que tiene el proyecto de ley de eficiencia energética en esta materia.

Daniela Soler, jefa de la Unidad de Transporte Eficiente del Ministerio de Energía, resaltó el impulso regulatorio para construir una identificación de las distintas tecnologías existentes en torno a la carga de vehículos eléctricos, pues planteó que la interoperabilidad de la infraestructura es clave para la masificación de la electromovilidad.

La personera dijo que el proyecto de eficiencia energética “nos mandata a regular la interoperabilidad”, agregando que esto también se contiene en el nuevo pliego N°15, que entrará en vigencia el próximo año.

Normativa

En el evento participó Julio Clavijo, jefe de la Unidad de Energías Renovables y Electromovilidad de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, quien afirmó que la interoperabilidad “es un objetivo común de todos los países que quieren desarrollar la electromovilidad”, explicando que la normativa de infraestructura de carga contempla la interoperabilidad en los protocolos de comunicación en los cargadores de la red pública.

A su juicio, la interoperabilidad es clave para avanzar en la carga inteligente de vehículos, lo que beneficia también la gestión de las redes eléctricas, agregando que la reforma a la distribución incrementará el desarrollo de la movilidad eléctrica, al abrir nuevos espacios en el mercado para el acceso a tarifas especiales. “El usuario, con su auto, va a poder acceder a un mercado, en que antes no podía entrar, ofreciendo servicios a la red y recibiendo pagos, por ejemplo”, aseguró.

Esto fue compartido por Cristina Corchero, jefe del Grupo de Análisis de Sistemas de Energía IREC en la Agencia Internacional de Energía (AIE), al plantear que el vehículo eléctrico es un elemento distribuido de la red “que entrega un potencial enorme al mercado eléctrico”.

Según Clavijo, otro aspecto que contempla la normativa en Chile considera que se dejen espacios en los nuevos edificios para que la red eléctrica llegue a los estacionamientos, para instalar medidores y carga de vehículos eléctricos, mientras que en edificios existentes se contemplan dispositivos de control para darle capacidad a los cargadores.

Otro punto relevante son los estándares para los enchufes que cargan los vehículos eléctricos, donde Daniela Soler dijo que los nuevos pliegos normativos se revisan constantemente, considerando la evolución de la tecnología, a fin de abordar este tema.

Clavijo sostuvo que en este ámbito es necesario avanzar a una interoperabilidad a nivel regional, en que los países de la zona puedan definir un estándar, para así “transformarnos en un mercado mucho más atractivo y eso va a ser un  desarrollo para la electromovilidad”.