ABB introdujo un nuevo método de ejecución de proyectos industriales para ayudar a los clientes del sector de la energía a adaptarse a las desafiantes condiciones del mercado, el cual prevé una reducción de hasta 40% de los gastos de capital y de hasta el 30% en los tiempos de entrega.

Se trata del ABB Adaptive Execution que integra equipos de expertos, nuevas tecnologías, procesos rápidos, aprendizajes compartidos y metodologías “probadas en una experiencia racionalizada de ejecución de proyectos para todos los interesados que participan en grandes proyectos de inversión de capital”, destacó la empresa.

“En el sector de la energía, no es raro que los grandes proyectos de capital excedan significativamente el presupuesto y experimenten grandes retrasos. ABB Adaptive Execution aborda las principales ineficiencias que dan lugar a excesos en los costos y en los tiempos. Permite una mayor visibilidad en todas las capas de un proyecto, desbloqueando importantes mejoras del valor del proyecto en todo el sector energético”, se agregó en un comunicado

Según ABB, con la digitalización y la colaboración como eje central, “se espera que Adaptive Execution reduzca los gastos de capital relacionados con la automatización hasta en 40%, reduzca los plazos de entrega hasta 30% y las horas de puesta en marcha hasta en 40%”.

Mediante la virtualización, Adaptive Execution elimina la necesidad de ingeniería en sitio y reduce el hardware físico necesario para un sistema de control y automatización. Al disociar el hardware y el software, Adaptive Execution reduce el tiempo y los costos generales de instalación, disminuyendo hasta en 85% el número de horas de ingeniería dedicadas a la instalación, la puesta en marcha y las pruebas del proyecto.

Peter Terwiesch, presidente de ABB Automatización Industrial dijo: “2020 ha sido un año de interrupciones en toda la industria energética a nivel global. Con la caída de los precios del petróleo, los desafíos inducidos por los actuales cierres y el aumento de la demanda de inversiones en energía sostenible, las empresas buscan nuevas formas de reducir el costo, tiempos y el riesgo de los grandes proyectos en este entorno de bajo capex, por lo que ABB Adaptive Execution responde a esta necesidad y permite que los proyectos de capital prosperen en la nueva normalidad”.

Brandon Spencer, presidente de ABB Energy Industries comentó que la tecnología “cambiará la forma en que los clientes, los contratistas de ingeniería y construcción (EPC) y los proveedores interactúan. Podemos crear un mejor valor comercial para nuestros clientes creando un entorno en el que cada uno pueda hacer su parte con confianza, capacitando a los equipos de entrega para lograr más, en menos tiempo. Esta es la clave del éxito del proyecto en general”.