(El Mercurio) En paralelo a la construcción de la estrategia del país para el desarrollo de la industria del hidrógeno verde, el Gobierno está impulsando una importante gestión global, con el objetivo de levantar una red de colaboración en torno al denominado “combustible del futuro”.

Es en ese escenario que el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, en conjunto con las autoridades de Invest Chile, han tenido una serie de reuniones con inversionistas de las principales potencias globales, donde solo en las últimas semanas se han celebrado citas con posibles interesados de Alemania, Canadá, China, Estados Unidos, Japón y Reino Unido, grupo al que la próxima semana se sumará Australia.

Según cuenta Jobet, ya se ha levantado el interés de varias compañías por venir al país a impulsar esta industria, que se suman a otras que ya cuentan con funcionamiento a nivel local.

Las cifras que rodean al hidrógeno verde son bastante gravitantes; por ejemplo, se espera que a nivel global existan inversiones en esta década por US$500 mil millones, de los que Chile podría capturar del orden del 5%, es decir, unos US$20 mil millones.

“A nivel público estamos haciendo una red de colaboración en el desarrollo de hidrógeno verde, pero también queremos que las empresas vengan a invertir y ya hay interés de algunas compañías que operan en Chile y de otras que aún no están en Chile. El objetivo es poner al país en el mapa, para que vean que es un muy buen destino de inversión. Hasta el momento, los interesados han quedado bien impresionados con lo que les hemos presentado”, aseguró Jobet.

En el marco de estas presentaciones, también se han destacado las evidentes ventajas que tiene el país en el desarrollo de las energías renovables, tanto solar como eólica, que cuentan con un gran potencial para producir este combustible que, se estima, podría generar un mercado de exportación de al menos US$8 mil millones en el país.

A nivel internacional se proyecta que el hidrógeno verde creará más de 30 millones de puestos de trabajo, siendo un factor fundamental en la reactivación sostenible y en la transformación energética a nivel global, sobre todo con la creciente descarbonización que se está impulsando.

“Desde la Agencia Internacional de Energía sostienen que la reducción del costo de la electrólisis, proceso con el cual se produce hidrógeno verde con energías renovables, es el desafío hoy, y eso da cuenta de la importancia que se da al hidrógeno en la disminución de emisiones”, aseguró el ministro Jobet.

Reuniones con interesados

En la reunión con China destacaron empresas como el Bank of China, Chine Development Bank, China Energy, Goldwind, Pacific Hydro, Longi, State Grid International Development y Foton Motor.

Mientras que en el caso de Estados Unidos, se cuentan nombres como BlackRock Bank of America, Goldman Sachs, JP Morgan, Walmart, RWE Renewables, Societe Generale, EIG, BMW Group, AES Corp, Exxon, BBVA New York, Prime Energy, Finning Sudamérica, Rio Tinto y Santannder Corporate.

Solo entre estas dos naciones concentran el 56% del PIB mundial, lo que abre las expectativas para las importantes inversiones que se busca desarrollar en esta industria.

“En estas reuniones se cuenta Chile como destino de inversión y todas las ventajas que tiene, donde destacamos que se trata de un país estable, que está creciendo, con reglas claras y abierto a la inversión extranjera. A esto se suma la transformación del sector energético, y es muy impresionante la fuerza que ha tomado el hidrógeno, y los inversionistas se están dando cuenta de que Chile tiene un potencial enorme”, añade Jobet.

A la fecha, en el Ministerio de Energía contabilizan en más de doscientas las compañías, bancos de inversión y entidades internacionales interesados en saber con más detalle la situación de la economía chilena y las oportunidades de inversión. En tanto, para noviembre está programadoo un seminario sobre la estrategia de Chile para abordar el hidrógeno verde.