Chile tiene un liderazgo mundial en materia de incorporación de buses eléctricos, aunque debe avanzar en la masificación de la movilidad eléctrica a través de vehículos particulares, afirmó Marine Gorner, experta de la Agencia Internacional de Energía (AIE), durante la segunda jornada del Conversatorio de Electromovilidad que realiza la Agencia de Sostenibilidad Energética junto al Ministerio de Energía.

“Santiago alberga la mayor flota de autobuses eléctricos, fuera de China, y con estos objetivos ambiciosos para electrificar el transporte público, con incentivos para flotas de taxis, por ejemplo, creo que Chile tiene la oportunidad de familiarizar a los consumidores con la movilidad eléctrica, y atraer a los fabricantes de automóviles eléctricos, además de construir infraestructura de carga y servicios y competencia relacionados”, sostuvo.

Gorner explicó que una de las medidas que se recomienda para avanzar es el apoyo a implementar flotas de vehículos particulares.

[LEA TAMBIÉN:  Vehículos eléctricos: número se multiplicó casi siete veces en Chile desde 2018]

En la conferencia también participó Leonardo Leyton, consultor de electromovilidad del Banco Mundial, quien precisó la necesidad de crear un ecosistema en torno a la movilidad eléctrica, dado lo pequeño que es el mercado chileno, para enfrentar la brecha entre la demanda de automóviles convencionales y eléctricos.

Según el especialista el hidrógeno tiene un alto potencial de ser usado en vehículos de carga con mayor tonelaje y que tengan largo recorridos, por lo que su introducción está definida “como una herramienta fundamental para la disminución de emisiones”.

Gorner también abordó el aspecto de los vehículos híbridos, indicando que la AIE ha detectado que la categoría de automóviles enchufable “es un mercado que crece para enfrentar esta transición”, añadiendo que se usan de una forma “que maximiza el uso del motor eléctrico y eso es muy importante”, por lo que hay que poner políticas que maximicen este tipo de motores por sobre los convencionales.