El Segundo Tribunal Ambiental llevó a cabo la primera etapa de inspección personal en las instalaciones del proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, en el marco de tres reclamaciones presentadas en contra de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) por la aprobación del programa de cumplimiento refundido de la iniciativa ubicada en la comuna de San José de Maipo.

La vista inspectiva, ordenada el pasado 5 de octubre, fue encabezada por los ministros Cristián Delpiano, presidente, y Alejandro Ruiz, y contó con la presencia de abogados y representantes de las comunidades, la Superintendencia del Medio Ambiente y de la empresa. Se desarrolló en las instalaciones ubicadas en el sector Las Lajas, especialmente en el túnel ubicado en el sector.

“Debido a la extensión territorial de las obras y la determinación del Tribunal de visitar detalladamente los distintos puntos establecidos en la causa, tales como V1 en el sector el Volcán y Vegas EY1, polvorín y bocatomas sector el Yeso, el Tribunal decidió llevar a cabo una segunda jornada de visita inspectiva, la que será notificada en los próximos días”, informó el Tribunal Ambiental.

[LEA TAMBIÉN: Hidráulicas y diésel: las tecnologías convencionales que aún registran proyectos en construcción]

Contexto

Los reclamos fueron interpuestos por la concejala de San José de Maipo Maite Birke, la Coordinadora Ciudadana No Alto Maipo; y un grupo de integrantes de la denominada Red Metropolitana No Alto Maipo en conjunto con una vecina de dicha comuna, luego de que la SMA aprobara el programa de cumplimento elaborado por la empresa y suspendiera el procedimiento administrativo sancionatorio llevado en su contra por diversos incumplimientos a la RCA que aprobó el proyecto.

“En términos generales, los reclamantes argumentan que el programa de cumplimiento presentado por Alto Maipo SpA y aprobado por la SMA no cumpliría con los requisitos para su aprobación, por cuanto no contaría con los contenidos mínimos exigidos por la normativa vigente. Sostienen que el PDC no se haría cargo de subsanar los efectos provocados por las infracciones cometidas, ni aseguraría que estas se vayan a cumplir correctamente a futuro”, se indicó.

Por ello solicitan al Tribunal Ambiental que invalide la resolución que aprobó el programa y proceda a rechazarlo, y que se ordene a la SMA reiniciar el procedimiento sancionatorio contra la empresa de energía.