(El Mercurio) El sector eléctrico ha sido uno de los más golpeados con la pandemia, lo que se ha visto reflejado en la menor demanda de los clientes, tras la imposición de restricciones de movilidad para gran parte del país.

Según las cifras del Coordinador Eléctrico Nacional, en lo que va del año la demanda total de energía en Chile sufre una contracción marginal de casi 0,3% en comparación con el mismo periodo de 2019, donde el menor consumo se vio compensado por un mayor uso de energía en el primer trimestre.

Desde que se inició la pandemia, solo se han visto caídas en el consumo nacional (respecto del mismo mes del año anterior), con excepción de septiembre, en que se produjo una leve alza de 0,8%. Julio, en tanto, exhibió la mayor caída interanual con un 4,9%.

En cuanto a las razones que explican el descenso marginal en lo que va del año, el director ejecutivo de Ecom Energía, Sebastián Novoa, sostuvo que “las cifras son mucho mejores a las que se podría esperar. El consumo eléctrico industrial pequeño y grande no se ha visto afectado y el consumo residencial ha aumentado. El consumo comercial ha sido el que ha sufrido más en este periodo de pandemia, pero al parecer el efecto, en gran medida, ha sido mitigado por el aumento de la demanda residencial”.

Con todo, y pese a las medidas de desconfinamiento que se han tomado en las últimas semanas, en los primeros 14 días de octubre se ve una caída de 2,4%.

“Esto se debe a que básicamente este mes de octubre presenta un día hábil menos (lunes 12) respecto de octubre de 2019, desde ese festivo ocurrió un día sábado. Adicionalmente, durante los fines de semana siguen existiendo confinamientos en algunas comunas del país”, sostuvieron desde el Coordinador.

Si bien en lo que va del año aún se ve una contracción marginal, se trata de algo inédito para la demanda eléctrica, que en esta década solo ha exhibido crecimientos. Esta caída, además está por debajo de las proyecciones prepandemia para este año, que apuntaban a que el consumo se elevaría 3,3%. Aunque los expertos coinciden en que se podría revertir la tendencia, e incluso darse un leve crecimiento en el año completo.

“En la medida que la pandemia se mantenga controlada, se debiese observa una tendencia a aumentar los consumos de electricidad para acercarse a valores similares o incluso superiores a los del año 2019”, explican desde el Coordinador.

En esto coincide el director de la consultora SPEC, Carlos Suazo, quien comentó que “para lo que queda del año, observando la recuperación que ha tenido tanto el consumo minero como no-minero de clientes libres, los niveles de demanda eléctrica debiesen ser levemente superiores a los de 2019”.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]