La agricultura no se queda atrás en la implementación de paneles fotovoltaicos y la incorporación de nuevas tecnologías, principalmente para la obtención de agua y riego, lo que hace que el sector tenga un alto consumo energético, por lo que cobra importancia el desarrollo a futuro de proyectos de módulos flotantes y de los llamados agrovoltaicos.

De acuerdo con un análisis de la empresa EvoluSun, la energía solar es una de las opciones más económicas y limpias, que posibilita reducir su huella de carbono y optar por certificaciones al respecto, además de reducir costos económicos, siendo más competitivos en el mercado global.

Paneles flotantes

Los paneles solares flotantes son una innovación que llegó a Chile de la mano de Minera Los Bronces, donde se instalaron 256 módulos que permiten entregar energía a sus faenas y recientemente la empresa agrícola Hortifrut implementó 456 módulos en su planta de Valparaíso, convirtiéndose en la primera empresa que utiliza esta tecnología conectada a la red.

Según detalla EvoluSun, esta modalidad cuenta con diversos beneficios, entre los que se encuentran: reducción de evaporación del agua, limita el crecimiento dañino de algas, mejora la eficiencia al estar en un ambiente más fresco, facilidad de mantenimiento, entre otros. Eso sí, dentro de los contra se encuentra que en superficies de agua salada la estructura puede ser afectada, que suelen ser más caros en su inversión e instalación.

Al mismo tiempo su doble funcionalidad de mantener agua para riego y generar energía, hace que sean un 11% más eficiente que los instalados en terreno, según datos de K-water, organismo gubernamental que gestiona los recursos hídricos en Corea del Sur.

Agrofotovoltaicos

El artículo de EvoluSun también menciona la innovación de las instalaciones agrofotovoltaicas, la cual combinan la producción de energía solar y plantaciones en el mismo espacio, aprovechando de mejor manera el suelo. Eso sí, la factibilidad de su implementación dependerá del tipo de cultivo y fruto, ya que el módulo produce sombreado que podría afectar la plantación.

Se destaca la experiencia de Fraunhofer Chile que realizó un proyecto piloto, instalando tres sistemas agrofotovoltaicos en la Región Metropolitana, buscando establecer qué tipo de plantaciones se benefician más de esta solución.

Según la compañía, los beneficios que se han determinado van desde un aumento de eficiencia de suelo, mejorando en 60% la eficiencia de la tierra al tener una doble función; el sombreado producido por los paneles puede favorecer ciertos cultivos, pudiendo disminuir la pérdida de agua o reducir la necesidad de esta.