El Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética (4e) de la GIZ, en el marco del proyecto “Descarbonización del Sector Energía en Chile”, lanzó un proceso de apoyo técnico para el desarrollo de proyectos de hidrógeno, dirigido a empresas y desarrolladores, el cual recibió 21 solicitudes de apoyo técnico.

Es así como, tras revisar cada una de estas propuestas se seleccionaron dos proyectos los corresponden a las siguientes temáticas:

Transporte de pasajeros en buses a hidrógeno, presentado por Copec: esta iniciativa comprende el análisis técnico de las tecnologías de transporte, para cumplir con las exigencias propias de la geografía chilena.

Generación dual con hidrógeno, presentado por Cristal Chile: El apoyo técnico se enfocará en identificar las especificaciones y características necesarias para la reconversión de los sistemas diésel y replicabilidad de la solución.

[LEA TAMBIÉN: Producción de hidrógeno en Chile podría generar más de 22.000 empleos en 2030]

Iniciativas

De acuerdo a lo indicado por GIZ en Chile, de estos dos proyectos “se estudiará la viabilidad de realizar un apoyo transversal a otras iniciativas relacionadas con hidrógeno verde presentados, que tengan componentes y necesidades técnicas comunes”.

Rainer Schröer, director del Programa 4e de GIZ, señaló que el objetivo que buscaba este apoyo técnico “era acelerar el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde, mediante evaluaciones técnicas y asesorías de expertos, buscando disminuir brechas de conocimiento y costos asociados a este tipo de proyecto”

“El Programa de Energía de la GIZ desde 2015 ha venido trabajando en fomentar y apoyar el desarrollo del hidrógeno en el país, esto en el marco de los proyectos de energías financiados por el Ministerio de Medio Ambiente Alemán (BMU), con la contraparte del Ministerio de Energía. El gran potencial de producción de energías renovables se traduce en la posibilidad de generar hidrógeno verde a precios competitivos, mejor que en cualquier otro lugar del mundo”, recordó Schröer.