Cinco puntos para perfeccionar la portabilidad eléctrica, que se plantea en el primer proyecto de ley que busca reformar a la distribución, propone Generadoras de Chile, con el objetivo de darle eficiencia a los objetivos de la nueva regulación, además de entregar certeza “a los agentes del mercado”.

Según se indica en el boletín mensual de la asociación gremial, los principales contenidos que se pueden perfeccionar son:

-Las exigencias para constituirse como Comercializador.

-Las funciones y obligaciones del Gestor de Información.

-Los requerimientos tecnológicos mínimos para disponer de los datos del nuevo mercado.

-Los criterios por considerar en la apertura gradual a la comercialización sin afectar los contratos vigentes de suministro para clientes regulados.

-Los criterios por considerar en el diseño de las licitaciones y en la definición de los niveles mínimos de facturación de los nuevos contratos.

-La prioridad de despacho de aquellos contrato con facturación mínima sin afectar los contratos vigentes.

[LEA TAMBIÉN: Portabilidad eléctrica: Systep llama a poner la atención en costos adicionales]

Transición

Según el análisis del gremio, también es necesario que esta reforma a la distribución “plantee una apropiada transición, considerando la afectación por menor demanda que ha sufrido la  contratación actual y la evolución de la contratación futura, que permita no hipotecar la transición energética del sector generación, sustentada en la inversión en energías renovables bajo el respaldo de los contratos de suministro adjudicados en licitaciones internacionales, y entregando las señales correctas y certezas para el  incentivo de nuevos desarrollos en el futuro”.

La entidad, representada por Claudio Seebach, sostiene que los perfeccionamientos  que propone la reforma podrían “constituirse como un nuevo driver para el desarrollo de nuestra matriz de generación, al internalizar las tendencias y preferencias de estos consumidores, pudiendo de esa manera acelerar nuestra transición hacia una matriz renovable. Una electricidad competitiva y con calidad de servicio tiene y tendrá un rol central en el bienestar de las personas, la descontaminación urbana, la eficiencia energética y en la mitigación y adaptación al cambio climático”.