La producción de hidrógeno en Chile podría generar cerca de 22.000 empleos directos e indirecto en 2030, lo cual se incrementaría a 75.000 plazas en 2040, para llegar a aproximadamente 91.000 ocupaciones en 2050, según indica el estudio “Cuantificación del encadenamiento industrial y laboral para el desarrollo del H2 en Chile2, presentado en la tercera jornada del Cavendish Tour en la macrozona norte, organizado por el Club de Innovación y la Asociación Chilena de Hidrógeno (H2 Chile), donde se revisaron las capacidades regionales y el capital humano.

La investigación fue presentada por Pablo Tello, colaborador de GIZ en Chile, quien precisó que las proyecciones para 2030 consideran las etapas de construcción de proyectos vinculados al hidrógeno, así como el desarrollo de servicios como el diseño, ingeniería y estudios, además de operación y mantenimiento.

El grueso de las plazas laborales que se crearían en torno a esta tecnología son indirectos, los cuales llegarían a 9.659, 37.758, 41.015 en 2030,2040 y 2050, respectivamente.

[LEA TAMBIÉN: Hidrógeno verde: primer proyecto piloto espera entrar en servicio en 2022]

I+D

En la conferencia también participó Lindley Maxwell, investigador de Energía del Centro Científico Tecnológico de la Región de Antofagasta (Cicitem), quien abordó las actividades de Investigación y Desarrollo (I+D) asociadas a la cadena de valor del hidrógeno, destacando que el acelerado proceso de incorporación de centrales solares y eólicas en la zona norte del país, que permitirían producir hidrógeno verde con un bajo costo energético.

También señaló que la I+D que se generaría en torno al hidrógeno contemplaría el ámbito de las celdas de combustibles, con el diseño de membranas, así como almacenamiento y electrodos, específicamente en materiales electro-catalíticos, entre otros.