El subsecretario de Energía, Francisco López, anunció que el Ministerio impulsará un Plan de Fortalecimiento de la Transmisión”, en que se contempla “darle una mayor coherencia a los planes de expansión”, evaluando y buscando perfeccionar los procesos para la tramitación de proyectos, para enfrentar el actual ritmo de demanda que tiene el sistema eléctrico para conectar nuevos proyectos de generación, especialmente con energías renovables.

La autoridad participó en el seminario “Desafíos para el desarrollo de una transmisión eléctrica sostenible y su rol en la descarbonización energética del país”, que organiza el capítulo chileno del Consejo Internacional de Grandes Redes Eléctricas (Cigre), donde se abordaron los retos que tiene este segmento a largo plazo y las propuestas de desarrollo para el plan de expansión.

López destacó los avances que experimenta la transmisión en materia tecnológica, señalando que a futuro las redes de este segmento tendrán un rol más gravitante para los procesos de descarbonización y electrificación del consumo en las ciudades.

[LEA TAMBIÉN: Transmisión: plantean incorporar tempranamente estudios de franja en proyectos del sector]

Panel

El primer panel del seminario revisó los desafíos a largo plazo para el sector, donde Carlos Barría, jefe de la División de Prospectiva y Análisis Regulatorio del Ministerio de Energía, señaló que el plan de descarbonización plantea la necesidad de que la infraestructura de transmisión se verá más presionada por la cantidad de proyectos de energías renovables que se instalan en el país, especialmente en la zona norte del país.

El personero resaltó que el Plan de Fortalecimiento de la Transmisión tiene tres ejes: uno de monitoreo de la implementación de políticas públicas; el monitoreo proactivo de la regulación, y el seguimiento y avance de proyectos críticos.

En el primer eje se considera un plan estructural de transmisión sostenible en el largo plazo y una mejora continua de la regulación, especialmente en criterios de planificación y acceso abierto. El segundo eje contempla un monitoreo regulatorio en los aspectos de calificación, valorización, remuneración y tarificación de la transmisión, junto al impacto en los consumidores, en que se incluye el cálculo y proyección de la tarifa eléctrica.

Finalmente, el tercer eje abarca el monitoreo del estado de las licitaciones de obras de transmisión y el avance de de las iniciativas de transmisión que están en construcción.