La instalación de paneles fotovoltaicos en Chile sigue creciendo. Actualmente estos materiales totalizan cerca de 250.000 toneladas de vidrio, cerca de 30.000 toneladas de aluminio y 4.000 toneladas de silicio, entre otros elementos, materiales que resultan ser preocupantes cuando llegue el término de su vida útil, según se indica en el informe “Alternativas de tratamiento de módulos fotovoltaicos luego de su vida útil”, realizado por In-Data y RIGK.

En el documento se consigna la preocupación sobre este tema que existe en el Ministerio de Energía para que el despliegue de la energía solar vaya de la mano con el cuidado al medioambiente, donde el estudio contiene una serie de propuestas para reciclar y reutilizar los módulos.

Vida útil

Según el informe, a la fecha no hay evidencia clara sobre cuánto tiempo podría durar el módulo, la experiencia de Alemania demuestra entre 20 a 25 años, sin embargo, descartan su inutilidad, sino que existe una eficiencia del 85%.

Por lo mismo, es que la recomendación del estudio es privilegiar la reparación, donativos o venta de los paneles deficientes, con lo que se espera una durabilidad de 50 años previa a la separación de los elementos y su posterior reciclaje.

El vidrio, cobre, materiales semiconductores, aluminio, y otros materiales son los que pueden ser separados y reutilizados sin problemas, ya que no son considerados residuos peligrosos. Eso sí, el componente no reciclable es el plástico por ser indisolubles, tampoco los conductores de salida de los paneles ya que contienen aditivos ignífugos y de protección UV que impiden su reciclaje.

[LEA TAMBIÉN: Atlas Renewable Energy analiza piloto para estudiar comportamiento del almacenamiento de energía en planta fotovoltaica]

Composición

Para abril de este año, existen casi 3 GW de proyectos fotovoltaicos conectados al Sistema Eléctrico Nacional, alcanzado un 11% de la capacidad instalada a nivel nacional, a ellas se suman los 49 MW en proyectos de pequeña escala para autoconsumo. Al mismo tiempo, se encuentran en construcción 2.800 MW adicionales, lo que duplicará su participación.

Los más de 12,5 millones de módulos instalados usan, en su mayoría, para la confección de celdas fotovoltaicas silicio (Si) utilizado en tres formas: el monocristalino, el policristalino y el amorfo, material que se encuentra en el 92% de las instalaciones, los que pueden ser unifaciales –donde el 80% de la estructura (el soporte) es de vidrio y alumnio– o bifaciales –que poseen un 50% más de vidrio–.

A través de la implementación del reciclaje se pueden abrir más de mil puesto de trabajo, con un beneficio esperado para el país entre 100 mil y 750 mil UF.