Otra investigación chilena vinculada al  sector energético recibió reconocimiento internacional. Se trata del trabajo “Assessing `not in my backyard’ environmental policies: Is carbon leakage worse than we thought?”, realizado por el Coordinador Económico de Cambio Climático, Energía y Medio Ambiente de Clapes UC, Luis Gonzales, y el profesor e investigador de la Universidad de Hiroshima en Japón, Johann Caro-Burnett, quienes recibieron el premio al mejor paper link junto a un selecto grupo de investigaciones.

La distinción fue realizada en la Conferencia Internacional de Desarrollo Sustentable (ICSD) en la Universidad de Columbi, de Estados Unidos, siendo la segunda vez que Luis Gonzales es reconocido con esta distinción. En 2016 fue reconocido por el paper “How productive countries must become to achieve their goals INDCs on climate change?”.

Trabajo

Este año, la contribución de los autores se basa en una revisión de leyes climáticas de 198 países en los últimos 45 años, mostrando que, debido a la diferencia de productividad, las emisiones globales netas han aumentado a causa de la heterogeneidad de las regulaciones en emisiones de carbono.

La importancia de la investigación llega en medio de que las últimas décadas, los países de altos ingresos y alta productividad han impulsado su agenda hacia políticas buscando preservar y mejorar el medio ambiente via políticas climáticas. La hipótesis de la fuga de carbono (Carbón Leakage en inglés) predice que estas políticas aumentarán las emisiones en países no regulados que resultan ser, en general, naciones de bajos ingresos, baja productividad, y en muchos casos baja efectividad en la aplicación de sus leyes.

A nivel mundial, solo entre 2009 y 2019, se han aprobado al menos 1.524 leyes, ya sea de mitigación o adaptación al cambio climático. Por otro lado, los países tienen diferentes niveles de compromiso con el cambio climático. Por ejemplo, en ese mismo período de los 36 países más ricos han aprobado un promedio de 8,63 leyes de cambio climático por país, mientras que los 37 países más pobres han superado un promedio de 5,59.

Según el trabajo, “observando los últimos 45 años con la misma metodología de clasificación de normas, Chile cuentan con 27 regulaciones referidas a cambio climático, divididas en 8 leyes, 19 iniciativas, 2 casos de litigación y 10 planes”.

Los resultados son un llamado a la coordinación y cooperación para lograr una economía global sustentable. Las implicaciones de los hallazgos contribuyen a los esfuerzos para vincular la política climática de las naciones. Es necesario avanzar en la creación de un mecanismo de intercambio, donde países con mayores niveles de ingresos generen incentivos para que países de menores ingresos y productividad también se embarquen activamente en los esfuerzos de mitigación.

[LEA TAMBIÉN: Ingeniero civil industrial de la UC es premiado como mejor tesis en Programa de Tecnología y Política del MIT]

Conferencia

La Conferencia Internacional sobre Desarrollo Sostenible (ICSD) proporciona un foro para que la academia, el gobierno, la sociedad civil, las agencias de la ONU y el sector privado se reúnan para compartir soluciones prácticas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El Centro para el Desarrollo Sostenible (CSD) moviliza la experiencia científica del Instituto de la Tierra (Earth Institute of Columbia University) para crear herramientas e investigaciones que den forma a nuevas soluciones a los desafíos del desarrollo sostenible y para brindar apoyo político, según lo soliciten los gobiernos y las organizaciones de desarrollo, para abordar estos desafíos. en el contexto de una sociedad global.

El Earth Institute de la Universidad de Columbia reúne a las personas y las herramientas necesarias para abordar algunos de los problemas más difíciles del mundo, desde el cambio climático y la degradación del medio ambiente hasta la pobreza, las enfermedades y el uso sostenible de los recursos.

La Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN), del cuál Clapes UC es parte, tiene como objetivo acelerar el aprendizaje conjunto y ayudar a superar la compartimentación del trabajo técnico y político mediante la promoción de enfoques integrados para los desafíos económicos, sociales y ambientales interconectados que enfrenta el mundo.