La flexibilidad en un elemento clave para la modernización del segmento de la transmisión en el sector eléctrico, señala Alejandro Cascante, gerente de Proyectos de ISA Interchile, uno de los actores que últimamente ha puesto en marcha la línea Cardones-Polpaico, de 500 kV, que ha permitido reforzar la red del Sistema Eléctrico Nacional, lo que va en línea con el incremento de las centrales de energía renovable, especialmente en la zona norte del país.

Este es uno de los principales antecedentes para la expansión que requiere el sistema de transmisión, a juicio del ejecutivo, por lo que plantea a ELECTRICIDAD la necesidad de acelerar la construcción de nuevas obras en el segmento.

¿Cuál es la evaluación que hace Interchile respecto a la situación actual del sistema de transmisión en Chile y sus perspectivas a futuro?

Existen dos factores a corto plazo en cuanto al sistema de transmisión que han venido impactando en el crecimiento del sistema: a) El estallido social y el Covid-19 ha impactado el consumo y por ende un uso menor del sistema de transmisión, lo que en algunos sectores ha llevado a pensar en posponer algunos proyectos o a evaluar la postergación de la ampliación de los corredores de Norte a Sur. b) Gran expectativa por el incremento de acciones sociales y oposición de comunidades a la construcción de nuevos proyectos.

En un segundo punto de vista, ya en un escenario de largo plazo los estudios anticipan un incremento de la demanda, potenciado por la recuperación de la pandemia donde Chile se muestra como uno de los países con mayor velocidad en el proceso de recuperación económica.

Por otro lado, la construcción de grandes centrales de generación ERNC siguen un crecimiento sin precedentes, por cuanto se trata de realizar el remplazo de centrales a carbón por generación verde.  Esta condición, de manera consecuente con la política de descarbonización requiere acciones que deben tener aplicación inmediata en el refuerzo del sistema de transmisión para tener un sistema preparado para este crecimiento.

El sistema de transmisión tiene relevancia técnica y también directa en el mercado de la energía, pues la transmisión es la plataforma que permite un mercado unificado energético eléctrico. Desde ese punto de vista, el sistema de transmisión en Chile debe fortalecer su infraestructura, y en el corto plazo. Los refuerzos de los últimos años han sido muy relevantes y necesarios, sin embargo, hoy el sistema está cerca de su límite. Un ejemplo claro es el hecho que una vez energizado Cardones–Polpaico en menos de un mes se tuvieron transferencias nominales por la línea, es decir, el sistema copó su capacidad.

¿Qué perspectiva aprecia a futuro para el sector?

A futuro, el sistema debería reforzarse y crecer de forma anticipada a los cambios en la matriz productiva energética y considerar al mismo tiempo una demanda que “responde”. En este sentido, para asegurar un desarrollo exitoso de la transmisión, la planificación de la transmisión es fundamental (por la CNE) y es hoy un elemento que debe modernizarse y volverse más flexible, adaptándose a las ultimas disrupciones tecnológicas, cambios de costos de tecnologías y/o cambios de políticas públicas, entre otros. Así las cosas, considerando enorme tiempo que lleva el desarrollo de los proyectos de transmisión, una correcta y flexible planificación es fundamental.

Otro aspecto no menor del sistema de transmisión chileno, es que gran parte de su base instalada tiene bastantes años en operación y deberá ser renovada en el mediano plazo para asegurar la confiabilidad del sistema eléctrico en su conjunto.

Proyectos

¿Qué impacto ha dejado la pandemia en el sector, específicamente con las tareas que desarrolla Interchile?

Tal como ha ocurrido con el resto de las actividades económicas del país y a nivel mundial, nuestros proyectos en construcción han sufrido suspensiones totales desde marzo de 2020 hasta mediados de mayo del 2020. Durante este periodo hemos trabajado en la elaboración de estrictos protocolos de prevención y control. Luego, en la medida en que hemos podido iniciar labores de manera paulatina, hemos retornado con más de 250 colaboradores en faena.  Si bien el rendimiento de los trabajos bajo esta nueva modalidad es mucho más bajo que en condiciones normales, también es cierto que hemos logrado mantener hasta el día de hoy sin contagiados en nuestros equipos de trabajo en faenas. Se han implementado en nuestros protocolos esquemas de trabajo y separación de áreas, sistemas de pruebas con el uso de realidad virtual y asistencia remotas y otras estrategias que permiten tener una continuidad de las labores y que permitan cuidad de la salud de nuestros trabajadores.

Desde el punto de vista de la Operación y el Mantenimiento, no hemos visto afectaciones, toda vez que hemos tomado los resguardos adecuados y a tiempo, elaborando estrictos protocolos de prevención y control. De igual forma los contratistas se han alineado con estos protocolos, permitiendo la continuidad de las operaciones.

[LEA TAMBIÉN: Desafíos actuales de la transmisión serán vistos en seminario online de Cigre Chile]

¿Cuáles son las obras que actualmente está ejecutando la empresa?

Actualmente estamos con tres proyectos en ejecución:  La construcción de tres bancos de autotransformadores de 750 MVA 500/220/34,5 KV cada uno, los que están actualmente en procesos de puesta en servicio y que ayudarán a descongestionar los sistemas de transmisión de 220 kV y directamente impactarán en el ingreso de nuevos parques eólicos y solares en la zona del Norte Chico.

Adicionalmente, estamos realizando la construcción de un sistema de compensación STATCOM  en 500 kV en la Subestación Nueva Pan de azúcar, siendo este uno de los más grandes a instalarse en América Latina, el proyecto incluye también la instalación de un banco de condensadores en la Subestación Polpaico y que también está en proceso de pruebas y próximo a su energización y puesta en servicio.

Finalmente, estamos ampliando las barras de 220 kV de las subestaciones Nueva Pan de Azúcar y Maitencillo, obras que facilitarán el ingreso a las líneas de transmisión hacia Punta Sierra y Punta Colorada.

¿Cómo ve la expansión del sistema, con las nuevas tecnologías que se pueden incorporar?

Si bien se ve una gran cantidad de iniciativas, también es cierto que el crecimiento de los parques eólicos y solares avanza con una velocidad varias veces mayor al sistema de transmisión. Se hace urgente el inicio y ejecución de obras y refuerzos a la transmisión que garanticen en ingreso de esta energía verde y que va a remplazar a los generadores a carbón.  Es relevante así mismo contar con soluciones masivas que permitan el traslado de grandes bloques de energía, duplicando la capacidad actual, en plazos de no más de 3 años, por lo que están las condiciones para hacer el debut de nuevas tecnologías, que, si bien solo tienen acceso a ellas los países del primer mundo, Chile tiene actualmente las condiciones para que se implementen nuevas tecnologías.

En particular, se observa que existen soluciones que permitirían incrementar el flujo de potencia y atender fallas de una manera muy rápida, por ejemplo, los sistemas de compensación síncrona en serie, también se maneja esquemas FACTS (Flexible Alternate Current Transmission System) que permite también en control de la red de manera dinámica.

Sistemas HVDC, que permiten flujos de potencia muy grande en largas distancias y todos ellos controlados de manera simultánea para hacer una transmisión de forma inteligente. Este concepto es el que se conoce como Smart Grid, donde existe la combinación de una o varias tecnologías tanto en potencia como en control y que garantizan en tiempo real que se optimice el uso de la red.