La necesidad de avanzar en incentivos correctos dentro de la estrategia de flexibilidad en el sector eléctrico fue uno de los principales temas que se abordaron en el webinar realizado por la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.) sobre la «regulación necesaria para la inserción a gran escala de las energías renovables a la matriz energética», donde además de planteó la revisión de las declaraciones de gas inflexible en el parque termoeléctrico en el país.

Alfredo Solar, past president de la asociación gremial, se refirió al primer punto en la apertura de la conferencia, señalando que actualmente «los incentivos no son los correctos pues nos estamos llenando de centrales de respaldo a diésel, que no son tan eficientes y creo que eso hay que cambiarlo, por lo que me imagino que la estrategia de flexibilidad tiene que considerar señales adecuadas para tecnologías que sean flexibles y para que también sean eficientes».

«Si queremos referirnos a flexibilidad, tratemos de eliminar las inflexibilidades, se han hecho importantes avances, pero aún queda mucho por hacer. En el gas inflexible también tenemos un tema que afecta el despacho de las renovables y los precios que éstas ven en el mercado. Me parece fundamental que esos elementos, que tal vez no son de la ley, sean considerados por la autoridad y se puedan trabajar», afirmó el representante gremial.

[LEA TAMBIÉN: Sistemas de almacenamiento: plantean desafío de integrarlos sin efectos indeseados en la competencia]

Solar también indicó que las señales deben ser adecuadas para el almacenamiento de energía, «que es un elemento esencial de la flexibilidad y necesitamos que se trate todo el tema de las baterías para conectar con las energías renovables y así darle eficiencia al sistema».

Posteriormente tomó la palabra Hugh Rudnick, director de Systep Ingeniería y académico de la Universidad Católica, quien precisó los principales ejes definidos en la Estrategia de Flexibilidad, donde destacó el avance que plantea la estrategia para trabajar en el reconocimiento de la suficiencia de potencia y el almacenamiento, junto a la mejoría de los diseños de programación y operación del sistema.