La recolección de los datos de los usuarios del segmento de la distribución eléctrica será uno de los principales desafíos que tendría el Gestor de la Información, el nuevo actor que se propone crear en el proyecto de ley de Portabilidad Eléctrica, en el marco de la Ley Larga de Distribución para reformar al segmento, de acuerdo con las estimaciones realizada en el Ministerio de Energía, sobre la base de los 6,8 millones de usuarios que actualmente registra este sector.

Este aspecto fue mencionado en el seminario «Reforma a la distribución: Portabilidad eléctrica», organizado por el Ministerio de Energía y la Comisión Nacional de Energía (CNE), con la colaboración del capítulo chileno del Consejo Internacional de Grandes Redes Eléctricas (Cigre Chile).

Desafíos

Francisco Martínez, jefe de la Unidad de Apoyo Regulatorio de la División de Energías Sostenibles del Ministerio de Energía, señaló que se podría llegar a un rango de 12.000 millones de datos anuales, siendo este un ejemplo de los desafíos del Gestor de la Información en cuanto a la recolección, procesamiento y disponibilidad de los datos en la distribución eléctrica.

Según el personero, esto último representa un reto más grande respecto a la cantidad de datos que se manejan en otros segmento de la industria eléctrica: «Hoy en día tenemos 6,8 millones de usuarios en distribución, lo que es mayor respecto al número de usuarios de la generación y transmisión».

[LEA TAMBIÉN: Portabilidad eléctrica: los detalles que pide aclarar el sector privado en torno al Gestor de la Información]

«Pensemos que a futuro estos 6,8 millones de usuarios llegaran a tener medición horaria de sus consumos, donde estamos hablando del orden de 60.000 millones de datos al año que habría que recolectar para poder cumplir con todas las funciones que el Gestor tiene que cumplir. Si pensamos que todos estos usuarios tienen la posibilidad de tener un panel fotovoltaico para generación distribuida, para consumir e inyectar energía a la red, se duplicará el potencial número de datos a 120.000 millones que podría manejar el Gestor», explicó.

Martínez sostuvo que esto requiere la incorporación de tecnologías de comunicación en dos niveles. El primero es que sean continuas, en línea y segura, mientras que a nivel de procesamiento de datos se necesita de reglas de negocios para evitar errores de cálculo que deben realizar los distintos agentes, junto a procesos trazables en casos de discrepancia.

Agregó que también se debe contar con tecnologías de base de datos que tengan el tamaño suficiente para alojar información histórica y que tenga altos niveles de seguridad, además de tecnologías de acceso de datos, que sean en línea, seguras y autorizados a terceros.

De acuerdo con las estimaciones del Ministerio, el Gestor de la Información debe ser una «empresa con experiencia y capacidades en el manejo y procesamiento de grandes volúmenes de información», además de promover «la innovación y mejora continua en el servicio».