La filial alemana de carga de vehículos eléctricos, E-WALD, perteneciente a la empresa noruega Statkraft (que también opera en Chile) cerró un trato con Tank & Rast para modernizar los cargadores de vehículos eléctricos existentes y ampliar el negocio de carga existente en las ubicaciones del proveedor de servicios de autopistas en Alemania, donde en los próximos dos años equipará 52 ubicaciones con tecnología de carga.

Según lo indicado por la compañía, las ventas de vehículos eléctricos seguirá aumentando en Alemania durante los próximos años, por lo que se requiere incrementar la oferta de infraestructura de carga, las que actualmente llegan a 35.000 estaciones dentro del país europeo, donde la meta es llega a 1.000.000 a 2030.

En este contexto, la cooperación entre E-WALD y Tank + Rast “contribuye significativamente a la movilidad eléctrica sin interrupciones en las autopistas alemanas desde el norte y el mar Báltico, respectivamente, a los Alpes y desde el oeste hasta el este de Alemania”.

“Estamos muy contentos de que E-WALD esté entrando en esta asociación a largo plazo con Tank & Rast. Statkraft tiene muchos años de experiencia con la movilidad eléctrica en Noruega, el mercado con la cuota de mercado más alta del mundo para vehículos eléctricos”, dice Bjørn Holsen, vicepresidente senior de Nuevos Negocios en Statkraft.

[LEA TAMBIÉN: [+VIDEO] Statkraft Chile aborda la importancia de la certificación internacional para las energías renovables]

Objetivos

Statkraft aspira a convertirse en un actor líder en la carga de vehículos eléctricos en Europa. A través de su propiedad en la empresa noruega Grønn Kontakt, Statkraft tiene una amplia experiencia en Noruega y también quiere aprovechar este conocimiento en Alemania.

En 2018, Statkraft adquirió una participación mayoritaria en la empresa eMobility con sede en Múnich. La compañía ofrece soluciones de carga para flotas de automóviles corporativos. En 2019, Statkraft adquirió la empresa E-WALD, también con sede en Baviera, la cual opera más de 1.000 estaciones de carga públicas en toda Alemania y ofrece un servicio de uso compartido de vehículos eléctricos.