Un paso importante para avanzar hacia la materialización de la línea de transmisión en corriente continua (HVDC) Kimal-Lo Aguirre es lo que considera Gabriel Olguín, presidente del comité chileno del Consejo de Grandes Redes Eléctricas (Cigre), luego de conocer la vigencia del decreto del Ministerio de Energía, en que se prescinde del estudio de franja para este proyecto, con lo cual se aceleran los tiempos de implementación de esta obra.

A juicio del ejecutivo, esta iniciativa tiene factibilidad técnica y económica para implementarse en el sistema eléctrico local, además de permitir el ingreso de una mayor cantidad de energía desde las centrales renovables que se instalan en la zona norte, especialmente solares,  eólicas y de otras fuentes disponibles en el norte como la geotérmica.

¿Cómo ven en Cigre la publicación del decreto del Ministerio de Energía, en que se prescinde del estudio de franja para el proyecto HVDC Kimal-Lo Aguirre?

Las congestiones que se han estado viendo en el sistema eléctrico hacia el norte son una realidad, lo que era un diagnóstico que el Coordinador Eléctrico Nacional ya había señalado en sus informes, alertando que el atraso del proyecto originaría sobrecostos de operación. Así que esto es una buena noticia en el sentido de que el proyecto comenzará a andar, dada la coyuntura de que se visualizan congestiones frecuentes en transmisión norte, por la mayor cantidad de energía solar, sumado al retiro de las centrales a carbón.

El decreto menciona que el proceso de descarbonización es una causa para acelerar el proyecto HVDC, ¿cree que el proyecto se pueda adelantar para 2028?

El mayor desafío que tiene la materialización del proyecto es la construcción de la línea de transmisión. Si bien las estaciones convertidoras que supone el proyecto, es un desafío tecnológico, de diseño y de integración al sistema eléctrico, esto no demora más de tres años.

[LEA TAMBIÉN: Proyecto de transmisión en HVDC busca adelantar su puesta en marcha para 2028]

¿Y cómo ve la factibilidad comercial del proyecto?

Como todos los proyectos de transmisión, hay una apuesta de los inversionistas en desarrollar el proyecto con costos menores a los que la autoridad ha estimado. Eso es un juego financiero y de optimización global del proyecto, que también depende fuertemente del costo de capital. Es un proyecto de inversión atractivo, como modelo de negocio, para cualquier inversionista internacional en el sector transmisión.

¿Qué otro impacto tendrá esta tecnología para el sistema eléctrico local?

Contar con un corredor expreso, que permitirá integrar cualquier tipo de recurso energético desde el norte a la zona centro y sur, es el gran valor que tiene, pues aumentará el desarrollo y acceso de más proyectos de generación renovable en el norte. Al mismo tiempo, es un proyecto que puede crecer con el tiempo, pues si bien es cierto se visualizan 2.000 MW, no existen grandes restricciones para que pueda crecer a 3.000 o, incluso 4.000 MW, porque la tecnología lo permite, así que el valor que ofrece es que se puede traer un bloque masivo de energía para intercambiarlo con recursos del centro sur.

¿Cuál ha sido la contribución de Cigre en este tema?

Venimos desde hace dos años, realizando tutoriales y vamos a evaluar hacer un evento a fines de este año, porque hay mucho material y necesitamos construir capacidades locales. El comité de estudio B4 de Cigre también está activo, por lo que hay posibilidades de seguir construyendo capital humano en torno a esta tecnología, desde la etapa conceptual, en los diseños básicos, y en la revisión de las propuestas que se hagan.