En Combarbalá, la empresa CGE desarrolló el proyecto de ampliación de subestación eléctrica de esa comuna, el que comenzó en el mes de julio de 2018 y que consistió en duplicar la potencia instalada, con un nuevo transformador de 5 MVA, la habilitación de patios adicionales para redes de 66 kV y 13,2 kV y nuevos paños para la salida de las redes de Media Tensión.

De acuerdo a lo informado por la empresa, el objetivo de esta ampliación, que es parte del plan de obras a ejecutar por parte del Coordinador Eléctrico Nacional (CEN), es dar flexibilidad al sistema eléctrico de la subestación para permitir continuidad de suministro en condiciones adversas y garantizar la calidad de servicio a todos los clientes de la comuna.

[LEA TAMBIÉN: Naturgy ajusta estructura de CGE y analiza incluir operaciones de la región en plan de venta de activos]

Impacto

Por otra parte, este proyecto asegurará dar espacios a la conexión de nuevos clientes y permitir la inyección de energía desde las centrales de energía fotovoltaica en construcción. Todo lo anterior, considerando el desarrollo de la comuna, de la región y la calidad de vida de la comunidad. Este proyecto beneficiará a más de 13.000 habitantes de Combarbalá.

Las obras fueron realizadas y asignadas a la empresa constructora Semi Chile. Para poder concretar este proyecto, en los tiempos y de la forma planificada el equipo de trabajo consideró a más 40 personas en su peak de construcción, entre ingenieros, proyectistas, maestros, prevencionistas, inspección técnica de obra y especialistas de CGE.

Se instalaron equipos de niveles de voltaje de 66.000 y 13.200 Voltios, se incorporó una sala de control para alojar dispositivos de protecciones, equipos de medición de los consumos y la tecnología de punta necesaria para comandarlos a distancia.

El proyecto se concluyó durante el mes de julio con la conexión final de todas las nuevas instalaciones y de esta forma se concreta un proyecto de gran envergadura e importancia para nuestra región con una inversión total aproximada de $1.700 millones.

El seremi de Energía, Álvaro Herrera, valoró esta inversión desplegada: “Esta es una buena noticia para los vecinos de Combarbalá y la Región, porque por una parte viene a entregar certeza de una mejor calidad y continuidad de suministro eléctrico, pero por otro lado genera nuevos puntos de conexión para seguir avanzando en la suma de más energías renovables tan abundantes en nuestra zona”.