La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) confirmó que ha multado, a través de 17 procesos sancionatorios distintos, con un total de 316.500 UTM (Unidades Tributarias Mensuales), es decir, más de $15.911 millones, a las empresas eléctricas CGE, Enel, Saesa, Frontel y Luz Osorno, por incumplir con la normativa vigente, en lo que respecta a la cantidad máxima de horas permitidas de interrupciones de suministro eléctrico, durante un año, lo que afectó a cerca de 100 comunas, ubicadas entre las regiones de Tarapacá y Los Lagos.

Desde el organismo fiscalizador se informó que dichas empresas “sobrepasaron los límites establecidos en la Norma Técnica de Calidad de Servicio para Sistemas de Distribución, que entró en vigencia en diciembre del 2017, en comunas de tamaño muy distinto. La Norma Técnica clasifica a las ciudades en cuanto a su densidad, y entre las afectadas por este incumplimiento de estas cinco empresas figuran algunas de Alta Densidad, como Antofagasta, en la Región del mismo nombre; de Baja Densidad, como Ancud, en la Región de Los Lagos; y de Muy Baja Densidad, como Pelarco, en la Región de Maule”.

“En el caso de la Región Metropolitana, las comunas que excedieron los máximos permitidos de horas sin suministro fueron Independencia, Lampa, Calera de Tango, Isla de Maipo y Paine, siempre durante el período de un año”, indicó el organismo fiscalizador.

[LEA TAMBIÉN: Luis Ávila: “La pandemia no debiera significar una baja en la calidad del servicio que entregan las empresas”]

Las horas sin suministro eléctrico son clasificadas, a través de un indicador denominado Saidi, el cual se usa para establecer si es que en una determinada comuna se superó o no el máximo del tiempo medio permitido por la Norma Técnica de Calidad de Servicio, esto según la densidad de la red de cada comuna.

Las multas más altas fueron para la empresa CGE, a quien se le sancionó, por medio de diversos procesos administrativos asociados a cada región afectada, con un total de 208.000 UTM, es decir, más de $10.456 millones; seguida de Frontel, a quien se le multó, por diversas sanciones, con 76 mil UTM, algo más de $3.820 millones; y luego está Enel, con una sanción de 22 mil UTM, o sea, más de $1.105 millones. Asimismo, se multó a Saesa, con 8.500 UTM, es decir, más de $427 millones, y finalmente a Luz Osorno se le aplicó una sanción de 2.000 UTM, equivalente a más de $100 millones.

Por su parte, el superintendente Luis Ávila indicó que la investigación nos permitió comprobar que las empresas eléctricas CGE, Enel, Saesa, Frontel y Luz Osorno, excedieron, durante el período de un año, el límite máximo de interrupciones del servicio eléctrico, lo que indudablemente, impactó la calidad de vida de miles de personas. La fiscalización que permitió detectar estos incumplimientos se realiza en forma periódica, mientras que las sanciones buscan entregar claras señales a las empresas para que mejoren el desempeño, de cara a sus clientes”.