El Coordinador Eléctrico Nacional anunció la suspensión temporal de la subasta de Servicios Complementarios de Control de Frecuencia, debido a que el informe emanado por el organismo detectó faltas de competencia en el mercado.

De acuerdo con lo señalado en el documento de carácter preliminar, “a pesar de la potencial existencia de condiciones de competencia estructurales, señalada en el Informe de SSCC elaborado el año 2019, se ha observado un constante aumento en los niveles de precios a partir de marzo para los servicios de CSF y CTF. Lo anterior sucede debido a que los indicadores estructurales que fueron empleados para la evaluación de largo plazo no incluyeron restricciones operacionales específicas que afectan la disponibilidad real de la oferta ni posibles interacciones entre agentes, ni internalización de incentivos unilaterales para la formulación de sus ofertas, así como un optimismo sobre los eventuales participantes en el mercado”.

Dentro del informe se indica que, a partir de la estimación de casos bases, entre marzo y julio los costos reales de las subastas para CSF- y CTF-, medidos a través de las ofertas sin los resultados del proceso de verificación y aplicando factores medios de activación cuando corresponde, habrían sido superiores a un escenario conservador hipotético.

Además, se sostiene que “los costos reales del CSF+ fueron superiores a los del caso base con ‘ofertas sintéticas’ en abril, junio y julio, mientras que para el CTF+ habría presenciado un incremento sustantivo de costos respecto del escenario base durante el mes de mayo y junio, sin una muestra clara de retorno a lo visto en los primeros meses del año durante julio”.

Es así como el informe advierte una modificación en el comportamiento de los participantes en el mercado, “en donde a partir de marzo se ha observado un aumento de las ofertas derivando ello en una desviación del benchmark competitivo establecido para los servicios de CSF+, CSF-, CTF+ y CTF-, lo cual podría deberse a que el precio máximo está actuando como punto focal; el esquema Pay as Bid conduce a un equilibrio ineficiente; ofertas deben internalizar el costo de oportunidad con 2 días de anticipación en un contexto donde el mercado de la energía se basa en costos auditados, llevando al cobro de una prima por riesgo elevada, interacciones estratégicas que explotan la asimetría de costos de las diversas tecnologías, entre otros factores. Cualquiera sea el origen, no obstante, se generan ineficiencias en la asignación de recursos y potenciales sobrerentas que eventualmente serán traspasadas a los clientes libres”.

Y se agrega: “Si bien se introdujo un cambio en la forma de cómo realizar las ofertas, al adicionar la variable de cantidad a partir de mayo, esto no mejoró la competencia en el mercado, observándose contemporáneamente ofertas con cantidades restringidas, aumento en subastas parcial o totalmente desiertas y llevando finalmente todo lo anterior a un aumento de asignaciones a valores máximos para todos los servicios”.

En base a este análisis, en las conclusiones del informe se señala que “aunque inicialmente se haya planteado que existían condiciones de competencia, los análisis desarrollados en el presente informe constatan que hoy existe un cambio en las condiciones de mercado y, por tanto, el Coordinador en consideración al Artículo 25 del Reglamento de SSCC, deberá modificar el mecanismo de provisión de estos servicios”.