(La Tercera-Pulso) Empresas Copec reportó una pérdida atribuible a los propietarios de la controladora de US$25 millones durante el primer semestre de 2020, cifra que se compara con los US$357 millones en utilidades obtenidos en el mismo periodo de 2019.

Según el análisis razonado de la compañía, esto se explica, principalmente por una caída de 63,4% en el resultado operacional (EBITDA), que pasó de US$561 millones en la primera mitad del año pasado a US$206 millones en 2020, y por el sector forestal, en el que Arauco anotó una caída en sus ingresos en los negocios de celulosa y productos de madera.

Además, Empresas Copec afirmó que “el sector combustibles registró una disminución en el resultado operacional, principalmente en Terpel y Copec Chile, debido a los efectos de la crisis sanitaria sobre la demanda de combustibles, a una reducción de márgenes asociada a revalorización de inventarios y a la depreciación de monedas locales al consolidar los resultados en dólares”.

[LEA TAMBIÉN: Ampere Chile, filial de Copec, llega para aportar al proceso de transición energética]

Avance de Proyectos

La compañía informó un avance de 57% a fines de julio en el proyecto MAPA de Arauco y precisó que “durante el segundo trimestre se fortalecieron los protocolos de higiene y seguridad de manera de prevenir posibles contagios de Covid-19 en la obra. Estos protocolos incluyen distancia social, control de temperatura, más de 13.000 test rápidos y PCR”.

En tanto, Empresas Copec señaló que el inicio de la nueva Línea 3 y el cierre de la Línea 1 están programados para mediados de 2021.

Por otro lado, la firma comunicó que el proyecto de minería de cobre Mina Justa, en el que participa Alxar, y que se desarolla en Ica, Perú, al 24 de julio mantenía un avance de 86% en sus obras.

La compañía agregó que “se espera que alcance una producción de hasta 150 mil toneladas anuales de cobre fino durante los primeros años de operación, con un promedio de 115 mil toneladas anuales en os 16 años de vida útil planificada”.