La necesidad de rediseñar el impuesto a las emisiones de CO2, aplicado al costo del despacho de la generación, fue planteado por Ana Lía Rojas, socia fundadora de EnerConnex, en el marco de la discusión del proyecto de ley que propone cerrar el parque termoeléctrico a carbón a 2025, el cual se tramita en la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados.

La economista expuso en la instancia legislativa, señalando que es posible llegar a un diseño de mercado que reduzca el despacho de la generación de carbón a cero, cambiando el orden de mérito, “al introducir correctamente el costo de las emisiones al costo variable y a eso es a lo que debiéramos apuntar”.

[LEA TAMBIÉN: Descarbonización: a 2025 prevén reducción de 60% en contratos de energía a carbón]

“Este diseño de mercado además incentiva el cierre de los ciclos abiertos de gas natural para aumentar la capacidad de despacho a gas eficiente y la transformación de las centrales diésel a gas, siendo las que el mercado determine”, indicó Rojas.

En su análisis la consultora sostuvo que si el orden de mérito se incorporara al impuesto a las emisiones se le daría prioridad al despacho de combustibles menos contaminantes, como el gas natural, el cual “es clave en la transición energética”.