Ocho proyectos de generación eléctrica con biomasa cuentan con aprobación ambiental, los cuales totalizan una capacidad instalada de 148,5 MW que buscan incorporarse al Sistema Eléctrico Nacional, entre las regiones de Biobío y de Los Ríos, de acuerdo con el Centro de Informaciones de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.).

Las iniciativas contempla la construcción y operaciones de unidades generadoras a partir de residuos forestales y agrícolas con el fin de inyectarlos al sistema.

Las iniciativas

Según la asociación gremial, estos son los proyectos:

Planta de cogeneración Santa Juana: Contempla 2,9 MW de potencia, que busca instalarse en la Región del Biobío. El proyecto, con una inversión de US$7 millones, contará con una caldera y con cámaras de secado de madera, a partir de la combustión de biomasa proveniente de los deshechos forestales.

Planta bioenergía Ñuble: Considera 17,5 MW de capacidad instalada para emplazarse en la Región del Biobío, usando biomasa forestal, «aprovechando de esta forma, el potencial forestal existente en la zona, permitiendo innovar al integrar a los productores de biomasa forestal de aserraderos y pequeños propietarios de bosques».

[LEA TAMBIÉN: Acera: ERNC superan en capacidad instalada a la energía hidráulica convencional]

Planta de Cogeneración Bioenergía de los Ríos: Propone instalar 9 MW en Valdivia, «cuyo combustible es biomasa forestal no tratada, con el fin de generar energía térmica en forma de vapor para procesos industriales y electricidad». Tiene una inversión estimada de US$38 millones.

Planta de Generación Eléctrica Victoria: Plantea construir y operar 20 MW, a partir de biomasa agrícola en la Región de La Araucanía, «la que normalmente se elimina mediante quema controlada en las zonas agrícolas».

Planta de cogeneración con biomasa NorskeSkog Bio Bío: Considera 27 MW en la Región del Biobío, utilizando «como combustible biomasa, residuos agrícolas y residuos urbanos asimilables a biomasa forestal que tendrán la característica de ser no tratados, siendo una alternativa utilizar gas natural en los días de escasez del combustible titular o cuando la calidad de la materia prima sea baja».

Central Térmica Biomasa Agrícola Newenkutral: De 40 MW, que buscan instalarse en la Región del Biobío, utilizando como combustible 95% de biomasa agrícola y 5% de biomasa forestal.

Nueva caldera de combustión Orafti Chile: Contempla 12 MW en la Región del Biobío, reemplazando el funcionamiento de dos calderas que actualmente se encuentran en funcionamiento, las cuales generan aproximadamente 60 MW térmica cada una, utilizando gas natural y fuel oil 6. «La caldera de co-combustión utilizará mezclas de biomasa y carbón, las cuales se encontrarán dentro del siguiente rango de proporciones: 20-100 % de biomasa y por ende de 80-0 % de carbón».

Central Energía Biomasa Mulchén: Considera 20 MW para operar en la Región del Biobío, con la instalación de una caldera de poder que producirá 80,0 ton/h de vapor a 65,0 bar de presión y 490º C de temperatura, utilizando como combustible únicamente biomasa forestal para generar 20,0 MW de potencia eléctrica en un turbogenerador.