La necesidad de avanzar en regulaciones para que los generadores, grandes clientes de energía y transmisoras jueguen un mayor rol en el almacenamiento de energía, por lo que planteó crear incentivos de mercado a fin de que estos actores aporten con nuevas tecnologías de almacenamiento, para enfrentar la variabilidad de las energías renovables.

Así lo indicó Andrés Kulhmann, gerente general de Transelec, durante el webinar “El futuro de la red eléctrica en América Latina”, organizado por el Consejo Mundial de la Energía (WEC), donde se comentó el estudio realizado por esta organización sobre el papel de las empresas de transmisión en la transición energética.

En el conversatorio también participó Marcio Szechtman, director de Transmisión de Eletrobras de Brasil, y Bernardo Vargas, presidente de ISA, de Colombia.

Tecnologías

El ejecutivo dijo que es necesario avanzar en tecnologías de almacenamiento que compensen la variabilidad de las energías renovables, especialmente solar y eólica, por lo que dijo que para ello se debe contar con una regulación flexible que permita la adopción de estas soluciones en la operación de las redes.

Según Kulhmann, otro aspecto clave en la transición energética en la transmisión es la digitalización de la red, pues “el paradigma antiguo, que era planificar en base a la centralización de la energía, con clientes que se desarrollaban en forma lenta en el tiempo está absolutamente superado hoy en día, y la cantidad de variables que juegan en esta optimización de la red son tantas, que sin tecnología digital será muy difícil compatibilizar este tipo de soluciones”.