Transelec inauguró tres obras de transmisión para fortalecer el sistema eléctrico en el norte grande, consistente en la puesta en servicio de la subestación Frontera, en la Región de Antofagasta, y de dos nuevos paños eléctricos en las subestaciones Cóndores y Parinacota, en las regiones de Tarapacá y de Arica y Parinacota, respectivamente, lo que implicó una inversión cercana a US$24 millones, la cual forma parte del Plan de Expansión decretado por la Comisión Nacional de Energía (CNE).

La empresa de transmisión está trabajando once proyectos en la zona, con una inversión aproximada de US$400 millones, entre los que se cuentan obras de robustecimiento del sistema existente, para habilitar la conexión de nuevos proyectos de generación de energía renovable, así como soluciones de transmisión para grandes proyectos mineros.

“Si las energías renovables avanzan rápidamente por supuesto es necesario acelerar el ritmo de la transmisión”, aseveró Andrés Kuhlmann, gerente general de Transelec, durante la inauguración virtual de estos proyectos.

Esto fue destacado por Francisco López, subsecretario de Energía, quien afirmó que los proyectos de transmisión “son una pieza clave para el crecimiento de Chile, y trabajar para su correcto desarrollo nos permitirá conformar una red eléctrica cada vez más segura, confiable, y limpia que lleve energía eléctrica a todos los chilenos. Ése es el sentido de estas importantes obras que inauguramos hoy y es el deseo, que a futuro, queremos que marque las iniciativas que sigan desarrollando en nuestro país”.

La inauguración incluyó un panel de conversación estuvo compuesto por el subsecretario de Energía Francisco López; Ximena Cancino, Seremi de Energía de Tarapacá; y Rodrigo López vicepresidente de Operaciones de Transelec, quienes destacaron el rol de la transmisión para lograr una real descarbonización de la matriz energética y, sobre todo, de planificar adecuadamente para seguir el acelerado ritmo de los proyectos de generación, donde coincidieron “en que el sistema de transmisión es un motor esencial para el desarrollo, la reactivación y para contar con energía más segura y de calidad”, informó Transelec.

[LEA TAMBIÉN: Transmisión: 33 obras están en construcción con una inversión total de US$796 millones]

Obras clave

Según Transelec, los nuevos paños inaugurados en las subestaciones Cóndores y Parinacota, “van a elevar de manera ostensible la calidad de servicio que reciben los habitantes de las ciudades de Arica e Iquique, dado que posibilitarán la conexión de la nueva línea entre ambas ciudades (que ya se encuentra licitada) que le dará redundancia a esa zona (N-1) y la robustez que actualmente no posee”.

Con estos cambios, la empresa “prevé una mejora en los tiempos de recuperación del servicio, dado que los nuevos paños permiten detectar con mayor exactitud la ubicación de una potencial falla”.

La subestación Frontera, por su parte, tiene como objetivo robustecer el tránsito de energía en esta zona del país y posibilitar la conexión de energías renovables que se están desarrollando en la región, y su transporte a distintos lugares del país.

El proyecto consiste en la construcción y operación de esta subestación eléctrica para el seccionamiento de las líneas existentes 1×220 kV Crucero – Lagunas N° 1 y 1×220 kV Crucero – Lagunas N° 2, con su respectiva línea de transmisión eléctrica que considera un total de 30 torres y una longitud aproximada de 10 km.