(El Mercurio) Luego de que la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) levantara cargos en contra de CGE, nuevas empresas se sumaron a la disputa.Esto, a raíz de los menores pagos realizados por la empresa distribuidora a la generadora Enel, haciendo alusión a la caída en los pagos del suministro eléctrico por parte de los clientes residenciales.

En el caso de Colbún, compañía desde donde señalaron que actualmente se encuentran en proceso de presentar a la autoridad nuevos antecedentes al respecto, “con el objeto de velar por el correcto funcionamiento del sistema eléctrico y que se dé cabal cumplimiento a la normativa en esta materia”.

Desde la firma ligada a la familia Matte, apuntaron a que en mayo iniciaron su comunicación con las autoridades para ponerlas en conocimiento de la situación, que a juicio de la empresa, vino a poner en riesgo el equilibrio de la industria eléctrica.

“El sector eléctrico tiene un equilibrio muy bien cuidado, en donde cada segmento tiene su ámbito de responsabilidad, funciones y nivel de riesgo asumido según tasas de rentabilidad a la cual pueden acceder, todo ello reflejado en la normativa”, aseguraron.

Junto con esto, desde la firma también alegaron que el descuento realizado por parte de la distribuidora CGE -y que también ha afectado a otras tres grandes genneradoras-, no lo aplicaron a empresas de mayor tamaño.

Este elemento también fue destacado por la SEC en el documento de levantamiento de cargos, e incluso la fiscalizadora puso en conocimiento de los antecedentes a la Fiscalía Nacional Económica, tras detectar una “discriminación arbitraria”, según actores de la industria.

“La práctica de descontar facturas unilateralmente sin orden judicial es una práctica contraria a la normativa vigente”, aseguraron en Colbún.

Según los expertos, la gravedad de los cargos que levantó la SEC en contra de CGE tiene que ver con que se le acusa de poner en riesgo el suministro de energía, una de las faltas más graves consideradas por el regulador.