Colbún registró un Ebitda de US$327,6 millones en el primer semestre de 2020, lo que significó un 2% menos que en el mismo período de 2019, principalmente explicado por los menores ingresos operacionales registrados durante la primera mitad del año.

“Los menores ingresos a su vez se deben a menores ventas físicas a clientes regulados, debido al término del contrato con un cliente de este tipo a fines del año pasado, y a una menor demanda de energía producto del Estado de Emergencia”, informó la generadora.

[LEA TAMBIÉN: Camanchaca acordó compra de energía 100% renovable a Colbún]

Respecto de las utilidades, la empresa obtuvo utilidades por US$90,1 millones, un 29% menores que el mismo período de 2019, lo que se explica casi totalmente por una mayor pérdida no operacional que refleja el efecto contable del refinanciamiento de deuda realizado el primer trimestre.

En este período el directorio de la compañía aprobó la construcción de los proyectos solares Diego de Almagro Sur I y II (220 MW) en la Región de Atacama y el proyecto solar Machicura (9 MW) en la Región del Maule. El inicio de la construcción de ambos proyectos se estima para el tercer trimestre del 2020 y el comienzo de las operaciones para el primer trimestre de 2021 en el caso de Machicura y el primer trimestre de 2022 en Diego de Almagro Sur.