(La Tercera-Pulso) Los últimos cartuchos se está jugando el gobierno en el veto que ingresó por el proyecto que prohíbe los cortes de los servicios básicos -agua, luz, gas y telecomunicaciones-.

Esto, pues la semana pasada sufrió una dura derrota en la Cámara, instancia en la que el veto fue rechazo por amplia mayoría. El panorama podría ser similar en la Sala del Senado, ya que este lunes, en la Comisión de Economía -que no es vinculante-, se votó y también se rechazó, con 3 votos en contra, 1 a favor y una abstención.

En el encuentro se aprobó insistir en la iniciativa, por lo que quedó en condiciones de ser votada en la Sala. En esta debe tener 2/3 de los votos, sin embargo, no tendría los votos.

Con lo anterior, el proyecto deberá aprobarse como salió de su tramitación del Congreso hace unas semanas.

[LEA TAMBIÉN:  Sala de la Cámara de Diputados rechazó veto presidencial a proyectos de servicios básicos]

Tramitación

En la sesión de este lunes, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, sostuvo que el Artículo 8 del proyecto de ley es el que más les preocupa, pues “genera que cualquier de ellos (empresas de servicios básicos) pueda decir que tuvo daño y menoscabo en su patrimonio y pueda hacer un juicio en contra del estado de Chile”. Agregó que “lo que señalan las compañías, es que ellas están allanas a ampliar los beneficios a los que la ley señala. Otra cosa distinta, es que por supuesto que no están de acuerdo que haya una ley que les obligue y que no tiene compensación. Sería un precedente importante sumamente serio para cualquier dificultad futura”.

Sin embargo, los parlamentarios de oposición argumentaron que el veto debe aprobarse, porque necesita quedar en algo escrito. “No es suficiente el acuerdo de marzo. No hay reglamento ni tampoco un decreto supremo. Eso le resta seriedad a lo que pueda ser un acuerdo”, aseguró la senadora Ximena Órdenes (independiente).

En esa misma línea, la senadora Ximena Rincón (DC), manifestó que “no tiene mucho sentido este veto por del ejecutivo. Hay cosas que son inexplicables”