Enel Américas registró ganancias de US$297 millones durante el primer semestre de este año, lo que significó una reducción de 45,4% respecto a lo anotado en el mismo periodo de 2019, debido a menores niveles en la venta de energía a raíz de las medidas restrictivas por la pandemia del Covid-19 y a la depreciación de las divisas en la región.

De acuerdo con lo informado por la compañía a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), el Ebitda se ubicó en US$623 millones, lo que representó una disminución de US$538 millones respecto al segundo trimestre del año pasado.

[LEA TAMBIÉN: Enel Chile registró pérdidas de $458.258 millones por impacto del plan de descarbonización]

Análisis

Maurizio Bezzeccheri, gerente general de Enel Américas señaló que los resultados respondieron a que “se ha intensificado el impacto de la pandemia en las economías de la Región, por lo que tanto Enel Américas como los reguladores de los países en que está presente la compañía implementaron medidas que han mitigado en parte los efectos de la crisis en el negocio”.

El ejecutivo dijo que enn el segundo trimestre “la energía distribuida disminuyó en casi 12% en comparación con el segundo trimestre de 2019, lo que ha resultado en un Ebitda 13,6% menor que el mismo período del año pasado, depurado de efectos extraordinarios, del tipo de cambio y de efectos del Covid-19. En junio, sin embargo, empezamos a ver una leve mejora en la demanda de energía, cuya tendencia dependerá de la evolución de los efectos de la pandemia”.

“Proyectamos que las estimaciones Ebitda incluidas en nuestro plan estratégico para el año 2020 se verán afectadas en 17%-22%. Sin embargo confirmamos nuestra proyección de Capex, que sin duda será un aporte para la recuperación económica. La posición financiera de Enel Américas nos permite enfrentar la situación actual y las necesidades que se presenten en el corto plazo”, agregó.