El incremento de la demanda en las redes por parte de vehículos eléctricos contempla para este año 17,6 GWh, en una tendencia que seguirá al alza en los próximos 20 años, llegando a 1.885 GWh en 2040, de acuerdo con las proyecciones de la Comisión Nacional de Energía (CNE), elaboradas en base a los datos del Ministerio de Energía y que se incluyen en el Informe Preliminar de Licitaciones de Suministro 2020.

En el documento se incorporó la variable de la electromovilidad como un factor de la demanda eléctrica que irá tomando fuerza a futuro. Tanto así que de 2020 a 2021, se pasará de 17,6 a 30,4 GWh anuales, mientras que a 2030 la cifra se empinará a 384,5 GWh, producto de la incorporación de vehículos eléctricos.

Las estimaciones de este aumento, según el informe, “incluyeron únicamente los consumos asociados a autos y taxis, dejando buses y trenes como consumos asociados a régimen de tarifas libres”.

[VEA TAMBIÉN: Los beneficios de la telemática para el desarrollo de la electromovilidad]

Además, la información “se desagregó para cada distribuidora de acuerdo a la proporción de vehículos existente en cada región según la Encuesta Anual de Parque Vehicular 2017 del Instituto Nacional de Estadísticas, proporción que se asumió constante para el horizonte de proyección”.

Es así como las proyecciones muestran que, a partir de 2036, la demanda eléctrica por movilidad superará los 1.000 GWh anuales: 1.065 (2036); 1.247 (2037); 1.431 (2038), y 1.636 (2039), para llegar a 1.885 en 2040.

Las empresa distribuidora que más energía prevé suministrar es CGE (8,3 GWh en 2020 y 887 GWh en 2040), seguida de Enel Distribución (5,5 GWh y 591 GWh en el mismo periodo) y de Chilquinta (1,5 GWh y 156 GWh).

Proyecciones