Por primer vez desde 2006 los costos marginales de invierno en el sistema eléctrico local llegaron a cero durante siete horas durante este fin de semana, debido a la alta generación de energías renovables y a las limitaciones mínimas del carbón y del gas natural, según indica el reporte semanal de la consultora Antuko.

Según señala el documento, entre el 13 y 19 de julio pasado, la generación del sistema registró una baja de 54% en el uso de combustible fósil, mientras que las energías renovables aumentaron, “por el aumento de las acciones de presas, ríos y solares (respectivamente +3.8 pp, +3.1 pp y + 0.6 pp)”.

[LEA TAMBIÉN: Hidroelectricidad: oportunidades para una nueva fase]

La caída a cero en el sistema se produjo en el precio establecido por la central a gas Kelar y las energías renovables: “la demanda neta estaba en su punto más bajo (baja demanda, con alta corriente de río y energía solar) generación), la generación de gas representó casi 1.4 GW (solo debido a condiciones inflexibles) y las centrales eléctricas de carbón estaban limitadas por su producción mínima”.

“Tener todo el sistema en USD 0 / MWh no había sucedido desde noviembre de 2018 (también un domingo pero durante la temporada de descongelación). Es la primera vez desde 2006 que ocurre en esta época del año (en agosto de 2014, los precios habían caído de centro a sur pero no en el norte)”, sostiene el reporte de Antuko.